19 agosto 2019
  • Hola

¿Conoces la leyenda de la Cueva de la Mora?

Está entre Navarredonda de la Rinconada y Linares, en la Sierra Quilamas

11 dic 2015 / 13:51 H.

La leyenda de la Cueva de la Mora / de la Reina Quilama

Existe una leyenda perfectamente ambientada, en una de las áreas montañosas más intrincadas del sur de la provincia de Salamanca: la de la reina Quilama que en épocas pretéritas vivió en la cueva del mismo nombre custodiando grandes riquezas. Más de un incauto ha intentado apoderarse de ellas, habiendo pagado a veces con la vida y otras con la pérdida de la razón Se cuenta que en las noches claras sobre todo por San Juan, brota del fondo de la cueva un conjunto de ruidos y lamentos: es el espíritu de la princesa mora, quien permanece sujeta a un encantamiento. A veces sale de su escondite y entonces se la puede ver en las inmediaciones del río Quilamas, con el que se comunica mediante un pasadizo desde las entrañas de la cueva.
 
La cueva se encuentra ubicada en la ladera sur del pico que lleva su nombre, en un lugar de difícil acceso y enigmático por el sustrato legendario que la acompaña. La leyenda relaciona este lugar como el refugio del último rey godo Don Rodrigo y de su bella amante la reina Quilama, que huyeron por este lugar que comunica con el pico del Castillo Viejo de Valero. También cuenta la leyenda que en su interior en intrincados laberintos y pasadizos se encuentra escondido el tesoro del rey godo Alarico.


 
Se decía por los pastores que antaño recorrían estos parajes acompañando a sus rebaños, que la Cueva era una mansión infernal, un antro de seres malignos, cuyas carcajadas y risas estridentes y horribles llegaban en las noches invernales hasta los chozos en los que dormían. El caso es que un albañil que se aventuró en la gruta en busca del tesoro, desapareció y no se volvió a saber más de él, engullido en las profundidades. En todos los casos las moras guardan las riquezas contra la codicia de los hombres, quienes solamente podrán apoderarse de ellas mediante el desencantamiento de aquellas. Y parejo a ello, puede producirse el descubrimiento de tesoros en las inmediaciones. De hecho en el caso de la cueva de la Quilama, se conserva memoria de un hallazgo de ese tipo en un castro próximo a cargo de un pastor.
 
Y no falta quien entre las viñas ha escarbado buscando el tesoro de Quilama. Dicen que el Tesoro del Alarico está por la Sierra... ¡habrá que ir a buscarlo! y que en las noches de San Juan aparecen voces dentro de la cueva.



Navarredonda de la Rinconada es un municipio de la comarca de la Sierra de Francia-Quilamas, en la provincia de Salamanca, Castilla y León, a una altitud de 1026 m , y a una distancia de 58 km de la capital
La Cueva de la Mora, cuya entrada se encuentra entre muchas rocas y de difícil acceso.

Después de subir a la Cueva y hacernos nuestras fotos de recuerdo, nos dirigimos al Pico Cervero ya dirección Linares. La cueva pertenece a Navarredonda, y hay muchas variantes de rutas