20 septiembre 2019
  • Hola

La comisión antipeajes tilda de chapuza los métodos de pago en la frontera portuguesa

El Gobierno de Portugal decide mantener las tasas fronterizas tras la Cumbre Hispano-Lusa

11 may 2012 / 10:36 H.

    Tenían todas las esperanzas puestas en la Cumbre Hispano-Lusa de Oporto, pero su resultado les ha decepcionado por completo. La comisión salmantina contra los peajes lusos en las autovías A-25 y A-23 -que engloba a ayuntamientos fronterizos, transportistas, empresarios y sindicatos- se muestra indignada ante la decisión del Gobierno de Portugal de mantener las tasas y califica de "chapuza" los nuevos métodos de pago con tarjeta de crédito y de prepago que implantará el país vecino en verano.

    "No entendemos cómo los políticos pueden dejar abandonados a la comarca y a la provincia como si fuéramos ciudadanos de segunda. Portugal lo único que ha hecho es ponerse la medalla para quedar bien anunciando facilidades en las formas de pago, cuando para nosotros esto y nada es lo mismo", denuncia Isidoro Alanís, alcalde de Fuentes de Oñoro y portavoz de la comisión antipeajes.

    Alanís critica la actitud del Gobierno español frente a Portugal en este tema. "No le han hecho ni el más mínimo grado de presión", añade el portavoz, que reconoce que si en España se implantan peajes blandos, no será como en el país vecino. "Las autovías de España, si se ponen tasa, tienen carreteras alternativas para circular, no como en la A-25 y A-23 que no tienen vía opcional", reitera Alanís.

    Es la queja principal que ya han elevado a Europa, aunque la comisión antipeajes ya no confía en una solución. "No creo que haya rectificación de Portugal porque les importa un bledo, sólo les interesa recaudar", señala el alcalde de Fuentes de Oñoro, que alerta de que los municipios fronterizos salmantinos y portugueses se convertirán en una zona "marginada".

    Ante esta situación, la comisión contra los peajes plantea reunir a sus miembros en los próximos días para decidir si convocan manifestaciones de protesta para defender los derechos de los ciudadanos de la frontera.