12 julio 2020
  • Hola

Colegio Maristas

El centro acompaña al alumno en su proceso personal educativo

09 ene 2019 / 12:31 H.

Modelo de Excelencia Académica
El Colegio Marista Champagnat de Salamanca ofrece un modelo de excelencia académica que incorpora metodologías innovadoras de aprendizaje. El objetivo es formar ciudadanos competentes que crezcan en experiencia interior y se sientan llamados a un compromiso personal con la sociedad en la que viven.

Los colegios maristas siempre se han situado en la vanguardia pedagógica. San Marcelino Champagnat, fundador de los Hermanos Maristas, ya fue pionero en las primeras décadas del siglo XIX e introdujo técnicas innovadoras de aprendizaje. A las puertas del bicentenario de la fundación de los Maristas Champagnat han iniciado un camino de innovación metodológica diseñando aulas inteligentes.

Educando para el futuro
"Soñamos con un alumno competente académicamente, que llegue a ser un ciudadano culto y preparado para desarrollar cualquier actividad; que sea trabajador y autónomo, apto para resolver problemas que le surjan y para tomar decisiones; que sea emprendedor, responsable y creativo, capaz de hacer realidad sus propios sueños", explica el Hermano Jesús Corral, director del centro. Por ello, el centro trabaja ya metodologías innovadoras de aprendizaje, como el trabajo por proyectos metodología cooperativa. De igual modo, apuesta por el bilingüismo en Primaria y en Secundaria como pilar de una formación adaptada a un mundo plenamente globalizado y cuenta con una escuela de idiomas con inglés, francés y alemán.

La tecnología está al servicio de los alumnos que integran cada aula. Todas cuentan con equipamiento multimedia (ordenador, internet y pizarra digital) e incrementan así el volumen de recursos y de posibilidades que la propia tecnología pone cada día más al servicio de la educación.

Educación Integral
El deporte constituye también un ámbito de desarrollo personal que el colegio cuida formando parte del sello marista. Sus instalaciones cuentan con amplios patios y un pabellón polideportivo, en las que ofrece actividades de iniciación y desarrollo de fútbol, fútbol-sala, baloncesto, balonmano y voleibol.

"Soñamos también con un alumno que no solo crezca en estatura y en conocimientos, sino también y sobre todo en experiencia interior, en experiencia religiosa, que descubra su mundo interior y, en él, una vida más plena", añade el Hermano Jesús. Para ello, el centro desarrolla experiencias de interioridad y prepara a sus alumnos para recibir su Primera Comunión y su Confirmación. De modo paralelo, los grupos juveniles MarCha ofrecen a los alumnos la oportunidad de seguir creciendo juntos y compartir experiencias más allá del ámbito académico. Porque, en definitiva, todo en el colegio Champagnat está orientado a la vida.

Creciendo en Valores
"Soñamos con un alumno responsable y comprometido con la sociedad, que se preocupe por el bien común: que sueñe con un mundo mejor y que trabaje para conseguirlo", concluye el Hermano Jesús. Por ello, el Colegio Champagnat propone actividades de voluntariado para alumnos de Bachillerato como primer contacto con realidades personales y sociales en las que todos pueden ayudar. Recientemente, los alumnos del Proyecto CEIBA han recibido el Premio Especial de Solidaridad 2014 que concede Cruz Roja de Salamanca, y que reconoce la aportación de un programa de apoyo escolar a hijos de inmigrantes.


Un sueño hecho realidad

El proyecto educativo del Colegio Marista Champagnat de Salamanca es una realidad hoy para los 1.200 alumnos de edades comprendidas entre los 0 y los 18 años. El Centro Infantil Champagnat, de 0-3 años inaugurado en 2014, permite a los alumnos más pequeños comenzar su formación marista desde sus primeros meses de vida. La oferta formativa comprende, por tanto, Educación Infantil en sus dos etapas, Educación Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato.

Comunidad Educativa Comprometida
Los profesores ofrecen una atención personalizada a los alumnos que requieran de un apoyo especial. En cualquier situación el alumno ocupa el centro de la educación y el colegio pone a su disposición todo cuanto necesita. Del mismo modo, lleva a cabo proyectos que desarrollan las capacidades de los alumnos, como la iniciativa robótica, que incentiva la inteligencia interpersonal mediante el trabajo cooperativo.

El colegio piensa también en los padres y madres de los alumnos, a los que ofrece una comunicación constante y personalizada e información diaria on-line sobre la evolución académica y personal de sus hijos. Así mismo, cuenta con un aparcamiento que favorece el acceso al centro.
Los padres mantienen una presencia activa con múltiples actividades: deportes, salidas, Escuela de Padres? en colaboración con la AMPA.

Desde 1932

La vinculación de los Hermanos Maristas con Salamanca supera los 80 años de historia. "A lo largo de este tiempo, la congregación ha respondido a las necesidades de los jóvenes y de la sociedad salmantina con una educación de calidad siempre innovadora a su tiempo", apunta el Hermano Jesús. Su modelo ha sido reconocido con distintos premios de Excelencia Educativa. Hoy, el Colegio Champagnat continúa el trabajo de los primeros hermanos y cuenta con un número cada vez mayor de laicos maristas, cada vez más comprometidos con el sueño de San Marcelino Champagnat: "Formar buenos cristianos y honrados ciudadanos".