17 julio 2019
  • Hola

Otra chica del montón

12 sep 2018 / 04:45 H.

Como "Pepi, Luci, Bom, y otras chicas del montón", las heroínas de la escatológica cinta —no película—, sobre la movida madrileña, de Almodóvar, aquel auxiliar administrativo de Telefónica, que llenó las pantallas de bajezas y excrementos. La ya ex Ministra de Sanidad, Carmen Montón, era una más del montón de los presuntos(as) alumnos(as) de esos "Master" que ofertan algunas Universidades y otros Centros españoles, que no prestan "maestría" alguna, sino diplomas ilusorios para llenar paredes, o para embutir en currículos paupérrimos y engordarlos artificiosamente.
Para defenderse de la denuncia periodística, de falsedades como billetes de siete euros (semejantes a los de la popular Cifuentes), dijo y repitió con énfasis, por no decir chulería, con esa superioridad moral que infundada y arrogantemente se atribuye la izquierdorra patria: "No todos somos iguales". Olvidó el artículo 14 de nuestra Constitución, y el 1º de la Declaración Universal de Derechos: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos". Pecó de lista matriculándose varios meses después del plazo; según parece plagiando; y obteniendo el título también fuera de plazo; sin haber acudido a clase alguna, siendo el máster "presencial". En suma, la dimitida ministra de Sanidad pertenece a esa montonera de "masterizados" de calderilla, que mechan sus currículos con panceta rancia.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más