25 marzo 2019
  • Hola

Cereales, salmón y frutos rojos. La dieta nórdica gana terreno a la mediterránea

La Organización Mundial de la Salud cree que es igual de sana y capaz de contribuir a reducir las posibilidades de sufrir determinadas dolencias

06 nov 2018 / 17:32 H.

Hasta ahora había sido imbatible. Nadie podía competir contra el aceite de oliva, el arroz, los huevos, las legumbres o los tomates. Hablamos de la dieta mediterránea. El olimpo de la alimentación. Recomendada hasta la saciedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por cualquier nutricionista. Pero ahora le ha salido un duro competidor. Una dieta donde se da protagonismo a los cereales, las manzanas, las peras, el bacalao el salmón y el aceite de colza. Hablamos de la dieta nórdica. La OMS ha asegurado que es igual de sana que la mediterránea y por lo tanto es capaz de contribuir a reducir las posibilidades de sufrir determinadas dolencias.

Los nórdicos comen más cereales y grano, como cebada, avena y centeno, pero menos legumbres. Y sus pescados, principalmente el salmón, bacalao y arenques, merluza o halibut, tampoco pueden competir en diversidad de especies, aunque tienen a su favor que son ricos en el necesario Omega 3. Algo similar ocurre con las frutas. Obviamente el frío de Noruega, Suecia o Finlandia no permite que se den frutales como los naranjos o los melocotoneros, por eso ellos se decantan por las manzanas, las peras y, sobre todo, los frutos rojos.

Otra diferencia notable en ambas cocinas es que los nórdicos no disponen de aceite de oliva. De hecho, la mantequilla que solía utilizarse se ha ido sustituyendo por la canola, que es el aceite que se obtiene de las semillas de la colza y que a pesar de la mala prensa que tiene en España por la intoxicación de 1981, se trata de un producto muy saludable.