23 marzo 2019
  • Hola

El centro de salud de La Alamedilla sin ascensores desde la noche de Reyes

El primer ascensor ha sido reparado este sábado y se espera que el segundo esté a punto para el lunes

12 ene 2019 / 19:26 H.

El centro de salud de La Alamedilla ha vivido un inicio de año complicado para la atención de los pacientes. La rotura de una tubería en la noche de Reyes inundó el sótano del consultorio dejando inutilizados los ascensores del edificio, así como todos los servicios que se asentaban en la planta inferior de las instalaciones —fisioterapia, rayos, ecografías y unidad de investigación—. Las placas de la maquinaria de los elevadores no se ha podido instalar aún por la humedad presente en el sótano lo que ha provocado las quejas de los usuarios, fundamentalmente de Garrido Sur que tienen las consultas en la primera y segunda planta.

Fuentes de la Gerencia de Atención Primaria señalan que se ha habilitado una consulta en la planta baja para atender a las personas con problemas de movilidad reducida, así como el refuerzo de un celador para ayudar a las personas que tienen dificultad para subir las escaleras así como los traslados.

A pesar de estas medidas, los usuarios han mostrado sus quejas en un centro que tiene gran carga asistencial de personas mayores —preferentemente en Garrido Sur donde están las plantas elevadas— que, aunque no necesiten sillas de ruedas para moverse sí tienen dificultades para superar las escaleras. Otro de los problemas se ha dado en la primera planta de Pediatría donde los padres tienen que subir con los carritos para que se les atienda en un momento donde se incrementa la asistencia tanto por los episodios de bronquiolitis como con el repunte de la gripe, esperado para esta semana con el regreso de los niños a las aulas salmantinas. Ante la inundación de la sala de ecografías, la previsión es que las pruebas puedan realizarse la próxima semana pero en otro emplazamiento, siempre que funcionen los ascensores para trasladar la maquinaria.

Problemas para trasladar a un paciente. La incidencia en el centro de salud de La Alamedilla ha obligado a realizar un cribado en la puerta para que las personas con problemas de movilidad sean atendidos en la planta baja. Sin embargo, a lo largo de la semana han tenido varias complicaciones por la ausencia de elevadores en la atención urgente. Este es el caso de un paciente que subió las escaleras para ser atendido en la primera planta pero que, tras empeorar su estado, tuvo que ser trasladado al Hospital Clínico en camilla con la correspondiente complicación para realizar el descenso por las escaleras.

Los trabajadores del centro de salud denuncian que la situación de las tuberías "no es nueva" y que ya han reclamado en diversas ocasiones una "renovación integral" de las redes, al igual que otras zonas del edificio que, debido a la antigüedad de las instalaciones, cuenta con goteras o problemas eléctricos.

El servicio de ascensores retomará su actividad normal el lunes tras las labores de mantenimiento llevadas a cabo por los técnicos en la mañana de este sábado. Uno de los dos ascensores se encuentra ya operativo y está previsto que en la mañana del lunes acaben de poner a punto el otro.