24 mayo 2019
  • Hola

Cardiología estrena en España un novedoso dispositivo alternativo a los anticoagulantes

El Hospital implanta con éxito este mecanismo que beneficia a los pacientes con riesgo cardiovascular que no pueden tomar sintrom

24 feb 2012 / 09:13 H.

    El servicio de Cardiología del Complejo Asistencial de Salamanca implantó por primera vez en España el pasado miércoles dos dispositivos "Wachtman" que evitarán los problemas de expansión de trombos en pacientes que no pueden tomar anticoagulantes como el conocido Sintrom.
    Se trata de un hito histórico en la sanidad salmantina y en la nacional, debido a que es la primera vez que se implanta este novedoso modelo de dispositivo "Watchman" en España, debido a que ya se utiliza en otros países, pero ningún hospital español había llevado a cabo esta intervención.

    Este dispositivo está indicado para los pacientes con fibrilación auricular (la arritmia más frecuente en la práctica clínica) que presentan alto riesgo de accidente cerebrovascular y contraindicación o complicaciones derivadas del tratamiento con anticoagulantes orales. "Hay personas que tienen problemas de fibrilación auricular y por tanto albergan un alto riesgo de que se formen coágulos de sangre que puedan desencadenar problemas graves. Estos usuarios toman anticoagulantes para evitar ese riesgo, pero como algunos tienen contraindicados esos fármacos les ofrecemos la posibilidad de implantar este dispositivo que cierra la orejuela izquierda del corazón, donde se producen el 90% de esos peligrosos coágulos", explicó este jueves a LA GACETA el responsable de la intervención, Ignacio Cruz, del servicio de Cardiología del Complejo Asistencial de Salamanca.

    Además, Cruz recalcó que " es un orgullo que la casa comercial de los dispositivos nos haya elegido entre todos los servicios de cardiología de España para ser los primeros en hacerlo".

    En esta primera intervención ha participado un equipo multidisciplinar integrado por los cardiólogos intervencionistas Ignacio Cruz (operador principal) y Javier Martín Moreiras, el ecocardiografista Antonio Arribas y la anestesista Carmen Vargas, además del personal de enfermería.