27 mayo 2019
  • Hola

Una buena verbena, lo mejor para despedir al San Roque de Lagunilla

El mercado de artesanías y productos alimentarios abarrotó la Plaza Mayor

17 ago 2015 / 19:51 H.

Los sones de Juanjo Brito, el tamborilero de Valdelamatanza, marcaban el pasado domingo el paso a los fieles y a San Roque en la segunda procesión de las fiestas patronales de Lagunilla, que habían comenzado de forma oficial dos días atrás.  
 
Como ya sucedió el sábado, la iglesia parroquial fue el escenario de la actividad festiva durante la mañana con la salida del santo en procesión y su regreso al templo para presidir la misa. Pero fue un protagonismo compartido, ya que la Plaza Mayor se había convertido en un mercado de artesanías y productos agroalimentarios de la tierra con gran atractivo para los visitantes. 
 
Y es que, aunque domingo, la fiesta no concluyó con los últimos actos del día de San Roque, sino que continuará este lunes como manda la costumbre y se cerrará con una animada verbena.