17 junio 2019
  • Hola

Berkeley Minera anuncia ajustes en su proyecto de Salamanca

Debido a los retrasos en la concesión de licencias por parte de las autoridades locales

19 oct 2018 / 09:20 H.

Berkeley Minera España ha anunciado en un comunicado que "lamenta anunciar que, ante los continuos retrasos en la concesión de la licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de Retortillo y tras el informe no vinculante emitido por parte de la Diputación de Salamanca, la compañía se ve obligada a realizar ajustes tanto en su sede de Retortillo como en su oficina de Madrid que conllevarán una reducción de personal".

Además, la compañía se ha visto forzada a reducir los pagos a negocios locales y a revisar sus numerosos patrocinios en la región.

La licencia urbanística debía haberse concedido en octubre de 2017. Sin embargo, la compañía se encuentra a la espera de una resolución por parte de las autoridades locales. Fuentes de la compañía destacan que no entienden esta dilatación, ya que "la documentación está en regla y se trata tan solo de un mero trámite burocrático". Asimismo, la compañía tampoco entiende "la postura de la Diputación emitiendo un informe negativo en contra de razonados criterios legales".

Desde Berkeley Minera España se han solicitado encuentros urgentes con los representantes locales y provincial para buscar vías de resolución y asegurar que el proyecto pueda iniciar su actividad lo antes posible.

Berkeley Minera España ha inverido más de 100 millones de euros en el proyecto en los últimos 11 años y actualmente cuenta con 62 trabajadores, de los cuales el 73% provienen de la provincia de Salamanca.

En este sentido, la compañía aclara en su comunicado que "estos ajustes de momento no suponen un riesgo para el futuro de la mina de Retrotillo", sino que mantiene la integridad del proyecto como objetivo prioritario. Así, Berkeley asegura que quiere reafirmar la solidez y viabilidad del proyecto, así como "su compromiso con los más de 1.500 ciudadanos que han firmado a favor del impulso de este proyecto" y espera poder dar una respuesta positiva a las más de 23.000 solicitudes de trabajo recibidas tan pronto le sea concedida la concesión de esta licencia urbanística.

Según la compañía minera, esta primera fase de construcción del proyecto minero generará 250 puestos de trabajo directos, los cuales aumentarán hasta los 450 puestos cuando la mina esté en funcionamiento. En total, según las estimaciones de la Universidad de Salamanca, el proyecto generará un total de 2.500 puestos de trabajo directos e indirectos en la provincia de Salamanca, suponiendo además una inyección de 250 millones de euros.

Paul Atherley, presidente de Berkeley Minera, apunta en el comunicado que lamenta "profundamente esta decisión que nos hemos visto a tomar y esparamos que una vez se desbloquee la concesión de la licencia urbanística podamos proseguir con nuestro plan de negocio. Desde Berkeley reafirmamos nuestra voluntad de colaboración y diálogo con las autoridades salmantinas para desbloquear esta situación que sin duda es perjudicial para todos".