20 agosto 2019
  • Hola

Los arrieros ponen el sabor más tradicional a la matanza

Guijuelo recibe este sábado la visita de los arrieros, que saldrán con sus carros desde Fuenterroble de Salvatierra para escenificar el oficio que dio origen a la actividad chacinera de la villa

08 feb 2019 / 20:27 H.

La plaza de Castilla y León de Guijuelo espera ya la visita de los arrieros este sábado para celebrar la segunda matanza de este año y, desde luego, la que tiene un sabor más tradicional de todas. Y es que la matanza arriera sirve para escenificar la vieja labor de trasiego con carros y mulos que realizaban los arrieros de Guijuelo y comarca, cuyo oficio dio origen a la actividad chacinera de Guijuelo tal y como se conoce hoy.

Como es costumbre, los carros arrieros saldrán desde el albergue de peregrinos a cargo del padre Blas Rodríguez, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago (Acasan). Habrá carros con especias, con el pimentón, el carro de la música o el de los niños. Representaciones de esos viejos oficios y de la importancia que tuvo la labor arriera por estas tierras anejas a la Vía de la Plata.

Será una matanza arriera y deportiva ya que los invitados principales de esta jornada serán gentes del mundo del deporte y, sobre todo, del atletismo. Así, entre los invitados como matanceros de honor se encuentra una figura local, David Alejandro, que será investido matancero junto al veterano Mariano Haro o junto al joven Diego García Carrera, subcampeón de Europa de 20 kilómetros marcha e hijo de Ciudadano García, un veterano de la matanza que también estará presente este sábado. Y es que, además de su hijo, será investido matancero de honor uno de sus compañeros del programa de RNE "Esto me suena", el periodista salmantino David Sierra. El colofón a los homenajes de la jornada lo pondrá el director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, que recibirá también la blusa y la boina de la matanza. Ciudadano García ejercerá en esta ocasión de maestro de ceremonias.

La matanza comenzará mañana a las doce del mediodía, hora tradicional de inicio de los festejos, aunque dependerá del momento de la llegada de los arrieros desde Fuenterroble, que comenzarán a prepararse para salir de la localidad a las nueve de la mañana. Como es costumbre, marcharán por la carretera de seis kilómetros que separa ambas localidades y llegarán a la plaza de Castilla y León portando el cerdo que se sacrificará en esta segunda matanza de 2019. Al igual que la semana pasada, el momento del sacrificio se llevará a cabo fuera de la vista del público congregado para disfrutar de la fiesta matancera.