15 diciembre 2019
  • Hola

Aprobado el doctorado honoris causa de Rebeca Grynspan

El Claustro de Doctores da el 'visto bueno' a la distinción a la Secretaria General Iberoamericana

18 jul 2018 / 17:42 H.

El Claustro de Doctores de la Universidad de Salamanca ha aprobado la concesión del doctorado honoris causa a la economista y dirigente política costarricense, además de secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, en la sesión celebrada este miércoles en el Paraninfo de las Escuelas Mayores y presidida por el rector Ricardo Rivero.

La candidatura de Rebeca Grynspan, presentada por la directora del Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, Mercedes García Montero, obtuvo tras las votaciones 92 votos a favor, 2 en contra y 4 en blanco.

Rebeca Grynspan
Rebeca Grynspan, economista y dirigente política costarricense, fue elegida por unanimidad Secretaria General Iberoamericana en la Reunión Extraordinaria de Ministros de Relaciones Exteriores celebrada el 24 de febrero de 2014 en la ciudad de México. En la cita participaron representantes de los 22 países que conforman la Conferencia Iberoamericana. Comenzó su mandato el 1 de abril de 2014.

Grynspan nació en San José, Costa Rica. En 2010 fue elegida secretaria general adjunta de las Naciones Unidas (ONU) y administradora asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) por el entonces secretario general, Ban Ki-Moon. Entre 2006 y 2010 ocupó el cargo de directora regional para América Latina y el Caribe del PNUD. Durante su mandato en Naciones Unidas ocupó también el cargo de presidenta del GSIC (Gender Steering and Implementation Committee), mecanismo corporativo de alto nivel que se encarga de diseñar y asegurar el cumplimiento de la estrategia de paridad e igualdad de género dentro de todo el PNUD, desde donde se ha impulsado la transversalización de equidad de género en la programación de la organización. También fue portavoz de género ante la Junta Ejecutiva del PNUD.

Con anterioridad, había sido directora de la Sede Subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) desde donde copresidió la Junta Ejecutiva del Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias y participó en el grupo asesor del Programa PROLEAD (de apoyo al liderazgo de la mujer en América Latina) del BID.

Antes de incorporarse a las Naciones Unidas fue vicepresidenta de Costa Rica (1994- 1998). También fue ministra de Vivienda, ministra coordinadora de Asuntos Económicos y Sociales y viceministra de Finanzas. Además, fue miembro del Panel de Alto Nivel sobre Financiación para el Desarrollo convocado por el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, en 2001. Como vicepresidenta coordinó desde el Consejo Social la creación e implementación del Plan Nacional de Lucha contra la Pobreza en el marco del cual se creó el primer programa dirigido a las mujeres jefas de hogar, programa que se convirtió en Ley de la República por iniciativa de la entonces diputada Maria Lydia Sánchez.

Reconocida defensora del desarrollo humano, ha ayudado en gran medida a centrar la atención del mundo y de América Latina en temas tan importantes como la reducción de la desigualdad y la pobreza, la equidad de género, la cooperación sur-sur como instrumento para el desarrollo y el logro de los objetivos de desarrollo del milenio, entre otros. Fue también delegada de la ONU en la Comisión para la Reconstrucción de Haití, un grupo compuesto por el Gobierno haitiano, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton y otros destacados socios internacionales.

En junio de 2014, asumió como presidenta del Consejo de Administración del Instituto Internacional para el Medio Ambiente y Desarrollo (IIED, por sus siglas en inglés), una de las organizaciones más influyentes en la investigación de políticas en el mundo, que se dedica a la interacción entre el desarrollo y el medio ambiente.

Grynspan participa, entre otros, del comité directivo del SUN Movement de UNICEF “Scaling-up Nutrition”, del Consejo de Gobierno de la Sociedad para el Desarrollo Internacional (SID), una red global de individuos y profesionales dedicados al desarrollo, y de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT.