19 abril 2019
  • Hola

"Era muy alegre y cariñoso al cien por cien"

Conmoción en Puerto de Béjar, donde el abuelo de la Reina se encontraba de vacaciones en casa de unos amigos

10 ago 2015 / 19:17 H.

La noticia del fallecimiento de Francisco Rocasolano comenzó a conocerse el martes a media mañana por la colonia del Coto, en término de Peñacaballera pero muy vinculada a Puerto de Béjar. Y es que era el lugar donde se encontraba el abuelo de la reina de vacaciones cuando tuvo que ser hospitalizado el sábado pasado. Así lo recordaba una vecina de la colonia al señalar cómo llegó una ambulancia, “pero no pensábamos que pudiera ser el abuelo de la reina”. Creían, explica, que podría ser alguno de los propietarios de la vivienda donde veraneaba, Emiliano e Irene, amigos de toda la vida de la familia Rocasolano desde su época en Moratalaz.

Eran las mujeres del matrimonio, Irene y la fallecida Enriqueta Rodríguez, las que impulsaron esta relación, que les llevó a conocer el sur de Salamanca ya que Irene es de Puerto de Béjar y Emiliano, su marido, de Sorihuela, localidad también frecuentada por Francisco Rocasolano, donde era considerado como “Paco”, tal y como corrobora Nieves García, amiga de la familia desde hace mucho tiempo. De hecho, recuerda, cuando ella se casó hace treinta y tres años ya se había creado el vínculo que ha seguido hasta la muerte del señor Rocasolano. “Era muy alegre, educado y cariñoso al cien por cien”, relata García, que añade que “les hemos querido por la humanidad que tenían”, tanto a él como a su esposa Enriqueta, que “venían a Puerto, a mi casa en Sorihuela. Los he querido mucho y ellos a mi”. A sus 98 años, Francisco Rocasolano mantenía su costumbre de visitar a las amistades de Salamanca en verano, una costumbre más habitual desde que su nieta Letizia comenzó a relacionarse con la Casa Real y ellos, que vivían en Alicante, visitaban más Madrid. Estos días había adelantado su llegada desde la capital para huir del calor. Llegó el jueves pasado para disfrutar del frescor de la zona, pero el sábado tuvo que ser hospitalizado.

Algunos vecinos de la zona se acercaron el martes a la vivienda, pero no encontraron a nadie. Algunos pretendían recibir la autorización de Emiliano e Irene, que a su vez son los padres de José Damián García, fallecido utillero de la selección nacional de fútbol, para ofrecer una misa en memoria de Francisco Rocasolano. En caso de recibirla, hecho no confirmado aún, se celebraría el próximo sábado a las siete de la tarde en la capilla del Coto del Carmen.

Más noticias sobre Puerto de Béjar