18 septiembre 2019
  • Hola

Alcalde las 24 horas al día los 365 días del año

El regidor popular de Yecla de Yeltes, Ignacio Abarca, lleva más de 20 años al frente del Consistorio, cargo que compatibiliza con múltiples quehaceres

09 ene 2019 / 12:57 H.

Más de dos décadas como regidor de Yecla de Yeltes, localidad ubicada a diez kilómetros de Vitigudino con cerca de 300 habitantes, Ignacio Abarca es un idóneo ejemplo de la incansable labor que realizan regidores de los pequeños ayuntamientos. Su dedicación no entiende ni de horarios, ni tampoco de días laborales o festivos, ya que en cualquier momento puede surgir algún problema. Con una plantilla de empleados municipales reducida a la mínima expresión, estos alcaldes no tienen ningún inconveniente en ponerse el mono de trabajo para solucionar ellos mismos una importante parte de la larga lista de competencias municipales. Los vecinos les paran por la calles, les llaman directamente por teléfono o, incluso, en ocasiones, les van a buscar a sus propios domicilios, cuando existe alguna urgencia.

Cortar algún tramo de la red de agua potable en plena madrugada cuando existe alguna avería, reparaciones del mobiliario público, Ignacio Abarca explicó a LA GACETA que desempeña labores de todo tipo, que van desde sulfatar las malas hierbas de las calles del núcleo urbano hasta enseñar a los visitantes el Museo del Castro vetón. En alerta en verano para reaccionar con la mayor celeridad en caso de la existencia de cualquier incendio forestal, en invierno, el primer edil está pendiente, por ejemplo, de los estropicios que puedan causar las inclemencias meteorológicas, como caídas de árboles, o desperfectos en caminos vecinales que se encarga de reparar él mismo.

Sin ninguna remuneración, la mayoría de los alcaldes de los pueblos están disponibles las 24 horas de cada uno de los siete días de la semana. Y no se cansan.