22 marzo 2019
  • Hola

7,7 kilómetros caminando, la distancia entre el lugar de su desaparición y donde ha aparecido el cadáver

A José Antonio Martínez se le perdió el rastro en la calle Azafranal y su cuerpo ha sido localizado en las instalaciones de Graveras Sánchez

21 dic 2018 / 13:58 H.

7,7 kilómetros caminando. Una distancia que a un paso normal se tardaría en recorrer casi dos horas. Ese es el recorrido que hizo José Antonio Martínez Bolos. Al septuagenario de Garrido enfermo de Alzheimer se le perdió la pista el día 14 de noviembre en la céntrica calle Azafranal. Este viernes 21 de diciembre su cuerpo ha aparecido en un pozo de las instalaciones de Graveras Sánchez, en el término municipal de la localidad de Pelabravo y junto a la carretera de Madrid. Una enorme distancia que los investigadores tendrán que dilucidar cómo y cuándo la recorrió.



De lo que hay constancia es de que a José Antonio Martínez se le vio caminando por la calle Toro en una cámara de seguridad momentos después de su desaparición. En el caso de que hubiera caminado entre Salamanca y Graveras Sánchez tendría que haber atravesado más de media capital salmantina y posteriormente hacer lo propio con Santa Marta de Tormes. Muchas incógnitas que están a la espera de respuestas.