Borrar
El exconcursante de Gran Hermano Revolution acude a declarar E.P.
Suspendido el juicio contra el exconcursante de ‘Gran Hermano Revolution’ acusado de abusos sexuales

Suspendido el juicio contra el exconcursante de ‘Gran Hermano Revolution’ acusado de abusos sexuales

La juez solicita un informe de la víctima, que presenta problemas psiquiátricos, para acreditar esta circunstancia

Martes, 8 de febrero 2022, 13:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid ha suspendido el juicio que estaba previsto contra José María López Pérez, exconcursante del programa de televisión ‘Gran Hermano Revolution’ acusado de un delito de abusos sexuales dentro de la casa de Guadalix en la edición de 2017, al presentar la víctima problemas psiquiátricos de gravedad.

La suspensión se produce ante la incomparecencia de la denunciante en la vista oral, por lo que la juez ha ordenado un exhorto para la realización de un informe psiquiátrico por parte del médico forense del partido judicial donde reside Carlota Prado.

La defensa se ha comprometido a aportar al juzgado a lo largo del día de hoy un informe psicológico que acredite los “problemas psicológicos de gravedad” que presenta la víctima. La madre de la joven ha asegurado que está imposibilitada para comparecer, según la defensa, que ha explicado que ingresó de manera involuntaria en diciembre en un centro psiquiátrico pero que pensaban que podía declarar “hasta ayer”.

La representación letrada de José María L.P., por su parte, ha justificado su rechazo a esta medida alegando que la afectada ha tenido “mucha actividad” en redes sociales en los últimos tres días y ha subrayado que es “contraproducente” con una situación de internamiento interesada por parte de Carlota.

Para la magistrada, en cualquier caso, el juicio debe celebrarse con la presencia de la víctima y ha reclamado pruebas documentales que acrediten estos supuestos problemas psiquiátricos. Una vez reciba la documentación a tal efecto que aporte la defensa, emitirá un exhorto para que sea un médico forense quien acredite si está capacitada para comparecer en el juzgado.

“Durante la mañana de hoy se ha estado gestionando con un psiquiatra que la ha tratado últimamente para justificar documentalmente al juzgado que no está en condiciones de declarar y ya el médico forense determinará”, ha explicado la defensa de la exconcursante de Gran Hermano Revolution.

El abogado de Carlota, Santiago Marín Serrano, ha explicado que su defendida tiene un problema de salud y no está en condiciones de declarar. Según ha dicho, ayer tendría que haber estado en Madrid y no estaba y hoy ha hablado con ella por WhatsApp y solo ha dicho “incoherencias”.

En este sentido, ha explicado que desde el año 2017 ha empeorado gravemente el estado de salud mental de Carlota, “con visitas a psiquiatras y el tratamiento que ha tenido y está en el estado que está. Ha empeorado gravísimamente”. “Tenía antecedentes de algún problema psicológico y el programa lo debería de saber”, ha apostillado.

La presunta violación

Los hechos se remontan al 3 de noviembre de 2017, cuando se organizó una fiesta en el interior de la casa “en la que por el programa suministró a los concursantes bebidas alcohólicas”.

La joven, que durante el transcurso de la fiesta había ingerido “escasos” alimentos, bebió “al menos “cuatro chupitos de tequila, “por lo que alcanzó un estado de embriaguez que fue acentuándose y evidenciándose a partir de la media noche”.

Así, sobre las una y media de la madruga del día siguiente y, cuando ambos se encontraban en el dormitorio que ocupaban, José María López Pérez, “que ya se había desprendido de sus pantalones”, ayudó a la otra concursante a descalzarse y a introducirse en la cama que venían compartiendo. En ese momento, según afirma la Fiscalía, la joven conservaba puesta la “totalidad” de su vestimenta.

Acto seguido el acusado se introdujo en la cama mientras que la joven permanecía en silencio “en posición decúbito supino y con los ojos cerrados, realizando movimientos lentos y pesados, debido a su estado”.

José María López Pérez, “guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de semiconsciencia en que se encontraba y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual, pese a que balbuceando débilmente, dijo “no puedo”.

A continuación el acusado apretó su cuerpo contra el de la joven “en aras de satisfacer su deseo sexual, pese a que ella hasta en dos ocasiones levantó la mano como queriendo decirle que parara”.

Al mismo tiempo pidió “en varias ocasiones a la concursante que abriera los ojos, pero la víctima permaneció inmóvil”. Cuando ya el acusado le preguntó cómo se encontraba, ella “sólo” acertó a responder que se quitara, “momento en que aquélla se giró quedando de espaldas al acusado”.

A raíz de estos hechos, el concursante fue expulsado del concurso y Telecinco calificó este comportamiento, que puso en conocimiento de la Guardia Civil, de “intolerable”.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios