25 enero 2020
  • Hola

La ruptura en la Casa Real británica se hace oficial: Isabel II acepta la marcha de Enrique y Meghan Markle a Canadá

El comunicado deja entrever la necesidad de “resolver problemas complejos”

13 ene 2020 / 19:11 H.

“Mi familia y yo apoyamos completamente su deseo de forjar una nueva vida como una joven familia”, aclara la reina Isabel II en un comunicado de Buckingham Palace lanzado pocos minutos después al término del encuentro mantenido este lunes por el núcleo duro de la Familia Real británica , integrado por el primer heredero al trono, el príncipe Carlos de Inglaterra y los dos hijos de éste, Guillermo y el causante de la discordia, Enrique. La cita se ha prolongado durante más de dos horas.

Por otra parte, la reina de Inglaterra ha anunciado que “respeta y comprende” el deseo expresado por su nieto menor, el príncipe Enrique, y su esposa Meghan Markle, duques de Sussex, de desvincularse económicamente de la Familia Real y trasladarse a Canadá.

“Aunque hubiéramos preferido que hubieran seguido trabajando como miembros de la Familia Real a tiempo completo, respetamos y comprendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte importante de mi familia”, ha afirmado la reina en un comunicado.

Así, tras “unas conversaciones muy constructivas” ha manifestado su “apoyo absoluto al deseo de Enrique y Meghan de crear una nueva vida”. “Enrique y Meghan han dejado claro que no quieren depender de los fondos públicos para sus nuevas vidas (...) Por consiguiente hemos acordado que habrá un periodo de transición en el que los duques de Sussex pasarán tiempo en Canadá y en Reino Unido”, explica el comunicado de la monarca.

“Son cuestiones complejas que debe resolver mi familia y queda trabajo por hacer, pero he pedido que en los próximos días haya una decisión definitiva”, concluye el texto.

El pasado 8 de enero el príncipe Enrique y Meghan Markle, que desvelaron su intención de “dar un paso atrás como miembros ‘senior’ de la familia real” con vistas a ser económicamente independientes y vivir un tiempo fuera de Reino Unido. Uno de los proyectos con los que contarían sería la creación de una organización caritativa.

De esta forma, la corona británica asume el comienzo de una nueva etapa para una institución que cuenta con 100 años de historia.

PALABRAS CLAVE