10 diciembre 2019
  • Hola

Salamanca, un modelo de limpieza

La recogida de basura en Salamanca se lleva a cabo por parte de FCC, que registró el pasado año un volumen de casi un kilo por día y vecino

04 jun 2019 / 22:08 H.

La ciudad de Salamanca cuenta con un servicio de limpieza urbana y recogida de basura moderno, eficaz, dotado con las últimas tecnologías y adaptado a una ciudad Patrimonio de la Humanidad que corre a cargo de FCC. El Ayuntamiento ofrece en la actualidad un servicio de recogida de aceite vegetal usado; de ropa y calzado, de recogida de papel, vidrio y envases; recogida de pilas, de tóxicos (plaguicidas, disolventes, metales pesados o pesticidas, entre otros) y de cartón y papel puerta a puerta.

Gracias a los diferentes servicios y a la colaboración de las salmantinas y salmantinos, cada vez más sensibles al respeto del medio ambiente, en 2018 se batió un nuevo récord en la recogida de envases, vidrio, papel y cartón. En concreto, se recogieron 8.159 toneladas, un 6% más que el año anterior.

A estos datos hay que añadir que la recogida de basura domiciliaria (a través de 1.386 contenedores repartidos por toda la ciudad) aumentó un 4%, hasta las 50.915 toneladas, es decir, que cada habitante de Salamanca generó una media de 0,9 kilos de basura cada día. Por su parte, la recogida de voluminosos aumentó un 35%, hasta las 27.497 toneladas el año pasado.

Punto Limpio Móvil

La ciudad de Salamanca cuenta con diferentes medios para que los salmantinos puedan reciclar. Uno de ellos es el Punto Limpio Móvil, un servicio con el que se facilita el reciclaje sin necesidad de desplazarse a los cuatro puntos limpios. Este servicio acerca a los hogares de los ciudadanos el reciclaje de todos aquellos residuos que se depositan en los cuatro puntos limpios fijos de la ciudad.

Su funcionamiento es muy sencillo: la ciudad está dividida en seis zonas de recogida, con 24 puntos de estacionamiento. Esta distribución permite que los ciudadanos puedan elegir el lugar más cercano a su casa y entregar el material de reciclaje. Cabe señalar, además, que la ciudad cuenta con más de 500 áreas de aportación selectiva con contenedores azul, amarillo y verde. Por otra parte, los medios para facilitar el reciclaje a los salmantinos se completa con los cuatro Puntos Limpios distribuidos en la ciudad: Capuchinos, La Aldehuela, Chinchibarra y El Zurguén. Se trata de centros de recogida selectiva de diversos tipos de residuos de origen doméstico que, por diversas razones, exige una gestión diferenciada del resto de los residuos urbanos.

Asimismo, la ciudad dispone de más de una treintena de “mini puntos limpios” de recogida de residuos domésticos en los que pueden depositarse pilas, tanto de botón como alcalinas y salinas, CDs, DVDs, cartuchos de impresoras y bombillas. Estos puntos enriquecen el servicio que se presta en los cuatro puntos limpios y el punto limpio móvil.