09 diciembre 2019
  • Hola

Recuperaciones García Moreno, tecnología para tratar metales

La empresa ubicada en Peñaranda está especializada en la recuperación de residuos férricos

04 jun 2019 / 22:01 H.

Recuperaciones García Moreno es una empresa familiar ubicada en Peñaranda de Bracamonte que está especializada en la recuperación de residuos férricos. La entidad inició su andadura en 1940 y a día de hoy es ya la tercera generación de la familia la que dirige el negocio que ha aplicado la tecnología y la innovación a la empresa, que está adaptada a los nuevos tiempos con el fin de ofrecer a sus clientes el mejor de servicio con el mayor respeto al entorno.

La empresa cuenta con autorizaciones para abordar todo tipo de operaciones de recogida, transporte y almacenamiento de: limaduras y virutas de metales férreos, polos y partículas de metales férreos, limaduras y virutas de metales no férreos, polvos y partículas de metales no férreos, envases de madera, envases metálicos, neumáticos fuera de uso, vehículos al final de su vida útil que no contengan líquidos ni otros componentes peligrosos, cobre, bronce y latón, aluminio, plomo, zinc, hierro y acero, metales mezclados, cables distintos de los especificados en el código, metales procedentes del tratamiento mecánico de residuos, papel y cartón y metales.

En sus instalaciones realizan todos los trabajos relacionados con la recuperación de todos estos materiales desde la descarga hasta la clasificación, almacenamiento y valorización de los residuos. Todo con la mayor garantía y cuidado de que cada uno de esos metales recibe el tratamiento marcado por la ley.

Recuperaciones García Moreno también está especializada en la realización de derribos y desmontajes industriales. Un trabajo que realizan con diversos métodos para ofrecer a cada cliente lo que necesita dependiendo del tamaño del derribo.

Así, sus profesionales pueden realizarlos con maquinaria ligera sin derribo de estructura, con maquinaria pesada y especializada en este tipo de trabajos como cizallas de corte, grúas de gran tonelaje, plataformas, plasma de corte etc. o de forma manual para los espacios donde no puedan acceder las máquinas. Después, la propia empresa se encarga de la gestión de todos los residuos producidos.