05 diciembre 2019
  • Hola

El futuro de la economía es circular

Naturgy tiene una importante estrategia de apoyo al Medio Ambiente a través del gas renovable

04 jun 2019 / 21:40 H.

A finales de 2015, la Comisión Europa publicó un plan de acción para la economía circular, un nuevo concepto estratégico que aspira a la reforma estructural de nuestra economía, pasando del modelo de “usar y tirar” a un nuevo sistema cíclico y sostenible que surge de la necesidad de un cambio en los hábitos de consumo de la sociedad.

La Unión Europea ha formulado una serie de objetivos para el horizonte 2020. En este sentido, la compañía energética Naturgy, en su afán por reducir el impacto ambiental, se compromete a impulsar la economía circular mediante la utilización eficiente de los recursos. Para ello, desarrolla diferentes líneas de acción centradas en tres pilares: Impulsar la economía circular y la mejora de la ecoeficiencia en el uso de los recursos, la energía y el agua, reduciendo la contaminación, los residuos y sus impactos sobre el medio; fomentar la innovación en gas renovable como vector energético y de almacenamiento que facilite la transición a un modelo de economía circular y bajo en carbono; y ofrecer soluciones de movilidad sostenible para las ciudades y el transporte terrestre y marítimo, que reduzcan las emisiones y mejoren la calidad del aire.

En el sector energético, el gas renovable es un buen ejemplo de economía circular. Generado a través de procesos de degradación de materia orgánica (residuos animales, vegetales y aguas residuales), tiene un gran potencial, ya que reduce las emisiones de CO2 y puede inyectarse en las redes de gas y utilizarse para calentar agua, en la calefacción o como combustible para la movilidad, además que evita los impactos negativos ambientales y sociales que producen los residuos de los que proviene e impulsa la actividad económica en el mundo rural.

Dada la importancia de este tipo de gas, Naturgy está desarrollando numerosas iniciativas de innovación en materia de gas renovable, con el fin de impulsar este nuevo vector energético, que permite la valorización de residuos orgánicos y reduce las emisiones. Las actuaciones se han centrado en la producción de biometano a partir de biogás, en la metanación con hidrógeno y en la gasificación de biomasa sólida. Para ello, la compañía participa en diversos proyectos nacionales y europeos cuyo objetivo es obtener gas natural renovable a partir de recursos renovables y que, mediante diferentes procesos, permita inyectarlo en la red de distribución de gas natural con la calidad adecuada para su posterior aplicación.

La compañía energética promueve además el uso y consumo eficiente y responsable del agua para ofrecer un suministro energético sostenible, eficiente y respetuoso con el medio ambiente.