11 diciembre 2019
  • Hola

Manuel Guillén, la maestría chacinera de tres generaciones

La empresa aúna tradición y las más avanzadas técnicas para ofrecer a sus clientes deliciosos jamones

27 oct 2019 / 21:36 H.

Manuel Guillén, S.A. es una empresa familiar afincada en Guijuelo que elabora productos chacineros de primera calidad. La familia Guillén lleva tres generaciones dedicada al mundo del cerdo ibérico y, gracias al esfuerzo y al trabajo de todos estos años, se ha podido consolidar tanto en el mercado español como en el del resto de países europeos, ofreciendo a sus clientes unos deliciosos productos.

Manuel Guillén Orellana, el fundador de la empresa, comenzó su carrera profesional en este sector de la mano de su padre en la localidad pacense de Puebla de Sancho Pérez. Pronto se trasladó a Barcelona donde trabajó como representante y vivió la realidad del mercado del ibérico. Años más tarde, con la ayuda de su esposa Amalia, inició la comercialización de jamones y embutidos ibéricos.

En 1971 se creó Hermanos Guillén, empresa con la que comenzó a distribuir productos ibéricos en la zona de Barcelona y apenas cinco años después abren su primer local de distribución. Ya en 1986 se funda la actual empresa, Manuel Guillén, que un par de años más tarde instala su fábrica en Guijuelo. Desde entonces, la empresa ha invertido en mejoras en la producción y, sobre todo, en la compra de sus dos fincas, que hacen que la compañía tenga el control sobre todos los aspectos de la producción, desde la genética y cría del animal hasta la comercialización de los productos finales.

En Manuel Guillén, S.A. se unen la tradición de los grandes maestros chacineros con las más avanzadas y modernas instalaciones, lo que le permite obtener jamones y embutidos de la mejor calidad. Desde la cría de los cerdos hasta la elaboración y distribución de sus productos, todas las etapas son cuidadas con el máximo esmero, cumpliendo siempre con los más estrictos controles de calidad.

Manuel Guillén elabora todos sus productos a partir de carnes de cerdo de primera calidad. En sus renovadas instalaciones, plenamente homologadas, se consigue que la carne conserve intactas sus propiedades para garantizar una materia prima inmejorable.

Todo esto, unido al buen hacer de sus maestros chacineros, permite ofrecer un amplio surtido de exquisitos embutidos y jamones.