21 noviembre 2019
  • Hola

Dvicio: “Nuestro mayor vicio es la música”

El grupo vuelve a Salamanca esta noche para hacer vibrar al público en la Plaza Mayor repasando sus últimos éxitos

15 sep 2019 / 10:20 H.

MIRANDA BRAVO

Cinco amigos que desde pequeños fantaseaban con la música cumplen hoy su sueño de subirse a escenarios por todo el mundo. Dvicio visita de nuevo Salamanca esta noche para presentar su último disco ‘Qué tienes tú’ y sus últimos sencillos como ‘Valeria’ o ‘Brasilera’. Uno de sus miembros, Alberto González, habla para LA GACETA.

El nombre del grupo es algo que llama la atención. ¿Hay algún motivo para llamaros así?

No tiene mucho misterio. Al principio teníamos otro nombre para el grupo, pero después de sacar algunos temas y avanzar decidimos cambiarlo porque no nos representaba. Después de buscar mucho, nos pusimos de acuerdo con Dvicio. Al final tampoco estaba registrado, que es algo muy importante.

¿Cuál es su mayor vicio?

Yo creo que el mayor vicio de todos nosotros es la música. Para eso vivimos, nos dedicamos a ello porque nos gusta y al final es nuestra pasión.

Después de tantos años de subiros al escenario y llenar recintos, ganar premios y conseguir números 1, ¿qué pequeñas cosas les siguen haciendo ilusión?

Nos sigue haciendo mucha ilusión escucharnos en la radio. Cuando sacamos un single y la gente lo acoge tan bien, que vayamos a países nuevos donde nunca habíamos ido y la gente se entregue tanto. Es increíble.

¿Qué es lo más extraño que les ha llegado a pasar con algún fan? ¿Qué locuras han cometido para llegar a ustedes?

Pues han llegado a venir desde lugares muy lejos para algún concierto. Por ejemplo, desde Rusia. Viajes súper largos en autobús porque no quedaban billetes. Alguna vez también se han colado en el hotel o en la habitación.

No son una boyband, eso ya lo han dejado claro. ¿Qué le diría a todos los que os siguen etiquetando así?

Bueno, yo creo que al final la gente que nos cataloga así es porque no sabe del todo el significado de boyband. Una boyband es una banda de chicos que se aprenden coreografías y cantan y bailan a la vez. Nosotros somos muy diferentes a eso, hacemos lo que queremos, cada uno es ‘independiente’. No seguimos ninguna pauta, hacemos lo que queremos y nos apetece en cada momento.

Al final en casi todos los grupo hay pequeños roces... ¿cómo lo llevan?

Lo llevamos bien, somos amigos desde hace muchos años y sabemos como llevarlo. Al final es eso, un grupo de amigos que hacen música y se lo pasan bien.

¿Qué les hace a todos tener los pies en el suelo?

El que seamos 5 hace que a ninguno se le haya subido a la cabeza, y si lo hace ya estamos los demás para bajarle de ahí (risas). A ninguno se nos ocurriría la verdad.

¿Ha pensado alguna vez a que se hubiera dedicado si no hubiera sido a la música?

No lo sé la verdad. Creo que me habría dedicado a algo relacionado con la música al final. Técnico de sonido o algo de eso. Siempre ha sido la música.

‘Valeria’ es uno de sus último singles, pero ¿qué significa? Alguno decidió tatuarse la silueta...

Valeria al final es el concepto del amor. No es una chica. Es el amor que puedes sentir hacia un amigo, una amiga, a tu familia... al final es amor. Andrés decidió tatuarse para el videoclip, no lo dudó mucho la verdad, lo puso fácil.

Una de las últimas locuras fue llevar la música hasta el Kilimanjaro con Taburete. ¿De quién fue la idea?

Eso fue una locura. Se fueron Andrés y Martín con Willy, de Taburete. Les dijo oye que me voy, estos se compraron las botas y se fueron para allá. Surgió así, de repente. Fueron cantando en cada base, era gracioso porque se quedaban sin aire y se notaba cuando iban subiendo. Hemos hecho más locuras, y algunas que no han salido. Una vez nos enterramos en la arena; Nacho tenía la cabeza debajo de toda la arena. Casi se nos muere, le hicimos un respiradero, pero no funcionó muy bien.

Y después de tanto trabajo, ¿qué viene ahora? ¿Qué planes tienen?

Ahora terminar esta gira, preparar alguna cosilla para final de año y proyectos nuevos para el año que viene. Estamos siempre ocupados y eso es muy bueno.