15 diciembre 2019
  • Hola

Terracotta Warriors, una exposición que abre un mundo desconocido

“Para los niños, esta muestra es toda una aventura”, explica María José Fernández Gallego, comisaria de la muestra y añade: “En ningún momento el visitante pierde el hilo de la historia porque la exhibición está muy bien documentada”

15 nov 2019 / 08:32 H.

Es la sexta ocasión en la que María José Fernández Gallego acompaña a la exposición “Terracotta Warriors” en su periplo por tierras españolas y asegura que sigue siendo “un regalo”.

–Los soldados de Terracota recalan en Salamanca ¿por qué ha elegido esta ciudad?

–Salamanca nos pareció un recinto idóneo por su Universidad, por su compendio de cultura y de arte. Es una plaza muy buena.

–Se puede decir que es una muestra única, no?

–Sí, es la única que existe circulando por España.

–La exposición se ha adaptado para la sala de exposiciones de San Eloy ¿satisfecha con el resultado?

–Sí, la exposición se ha adaptado, como sucedió en las anteriores salas donde se expuso, y es realmente muy importante el recinto donde se hace la exposición por la iluminación, el recorrido expositivo y cómo se desarrollan los distintos espacios. Creo que el edificio de San Eloy es idóneo y la exposición ha quedado muy bien ambientada. Además, el hecho de que cada muestra se adapte a las salas, hace que sea diferente y algunas veces gana, como en este caso. Es muy importante que el recorrido vaya bien distribuido y haya ese tempo que te va llevando a los distintos espacios.

–Es una exposición de más de un centenar de obras ¿con que parte de la muestra se quedaría si tuviera que elegir?

–Lo más impactante es la llegada a esa fosa, a la representación de la fosa, pero lo que más me gusta explicar es cómo se hicieron los soldados, su remate final, policromía porque, como restauradora y conservadora, es lo que más me gusta.

“Lo más impactante es la representación de la fosa, pero lo que más me gusta explicar es cómo se fueron haciendo los soldados, su policromía y su remate”

–¿No hay nada similar a este gran mausoleo en el resto del mundo?

–No y los descubrimientos llegan día a día porque al haber tanto sin desenterrar es un enigma perenne que va a durar durante muchísimos años. Las pirámides de Egipto también son asombrosas, pero son cosas totalmente diferentes porque solo la variedad de las imágenes que estamos viendo, el efecto único de cada personaje dice tanto de las horas de trabajo que pudo llevar cada imagen, que multiplica su importancia.

–Las piezas son reproducciones, pero de una gran calidad.

–Son réplicas autorizadas por el equipo de arqueólogos que trabaja para el Gobierno chino, para el museo de Xian y bajo la supervisión del Gobierno. Unos particulares compraron las réplicas y tienen los derechos para exponerlas.

–¿Es, prácticamente, una oportunidad única para ver una muestra del gran conjunto considerado Patrimonio de la Humanidad?

–Te abre a un mundo muy desconocido y ajeno a nosotros, a nuestro tiempo e historia. Ahora con la globalización vamos sabiendo más de otros pueblos, y ya no nos es tan ajena la historia china, así que esta exposición te ayuda a acercarte a esa cultura milenaria.

“Los descubrimientos del yacimiento llegan día a día porque al haber tanto sin desenterrar es un enigma perenne que va a durar muchísimos años”

–Hablamos mucho de los guerreros de terracota, pero no son las únicas piezas ¿no?

–Además de los guerreros tenemos ornamentación, monedas, armas, otras representaciones de las tumbas y figuras de los Han que en su momento debieron de ser como muñecos articulados con brazos y piernas de madera, vestidas con tejidos que ya se perdieron, también tenemos ornamentación y orfebrería y utillaje y menaje funerario.

–Se incide mucho en que es una muestra familiar.

–Sí, hablamos de una exposición muy enfocada al público familiar porque para los niños es toda una aventura. Incluso hay un espacio en los talleres en el que los niños pueden actuar como pequeños arqueólogos descubriendo la extracción de una de las piezas enterradas. Además, hay otra zona para dibujar y colorear, de forma que los niños interactúen. También para los padres es muy gratificante, van a disfrutar con la exposición, pero también viendo cómo a sus hijos se les abren los ojos al ver todo lo que aquí hay. Además, hay un equipo de monitores, muy bien documentado, que pone mucho empeño en acompañar y responder cualquier pregunta.

–Es una exposición muy completa ¿no?

–La exposición está muy bien documentada, cada vitrina está acompaña por un texto donde se hace referencia a la historia de cada objeto, así que en ningún momento uno pierde el hilo de la historia que se trata de contar.

¿CÓMO SE PUEDE VISITAR?

Horario para el público en general

El público particular puede visitar la exposición viernes y víspera de festivos de 16 a 21 h. Sábados, domingos y festivos, de 11 a 14 h. y de 16 a 21 h. Además hay un horario especial los días 23, 26, 27 y 30 de diciembre y 2 y 3 de enero de 11 a 14 h. y de 16 a 21 h. El 24 y 31 de diciembre y el 5 de enero, el horario será de 11 a 18 h.

Visitas escolares y colectivos

Escuelas, colectivos especiales y grupos deben concertar sus visitas en el 691 486 727.

Precios especiales

Las escuelas, colectivos especiales y grupos tendrán precios especiales, así como los universitarios que deben presentar carné universitario y DNI (6,50 euros). Para el público general, los menores de 3 años entran gratis y de 4 a 12 años pagan 6 euros. El precio para adultos es de 8 euros. Además, hay packs familiares de 24 y 27 euros. Las entradas se pueden sacar en las taquillas de la sala de San Eloy o vía “on-line” en esta página web.

PALABRAS CLAVE