06 agosto 2020
  • Hola

Una apuesta segura para el medio rural

ICPOR acaba de abrir una nueva oficina en Salamanca donde profesionales de la compañía prestan ese asesoramiento de manera clara, rápida y cercana a los profesionales

06 mar 2020 / 15:58 H.

En 2019, ICPOR, compañía especializada en integración porcina, ha mantenido la línea de crecimiento sostenido registrado en años anteriores, generando riqueza y ofreciendo oportunidades para el desarrollo del medio rural salmantino tanto a jóvenes emprendedores que no desean marcharse de su pueblo –aunque en demasiadas ocasiones no encuentran una salida profesional–, como a agricultores que buscan diversificar su fuente de ingresos o complementar su actividad agrícola con la puesta en marcha de una granja.

Así, el ejercicio que acaba de finalizar ha sido un buen año ganadero que se podría resumir en: apertura de nuevas granjas de cerdo ibérico de última generación, próximas al matadero situado en Mozárbez y a la planta de embutidos ubicada en Guijuelo; consecución de varios premios nacionales que reconocen el compromiso de ICPOR con la innovación, la modernización del sector porcino y el buen trabajo que realizan sus integrados gracias a los datos obtenidos en sus granjas; la atención y formación continuada de los granjeros, tanto para la gestión diaria de su instalación como para el asesoramiento sobre cualquier trámite relacionado con la administración. En este sentido, destaca la apertura de una nueva oficina de ICPOR en Salamanca donde profesionales de la compañía prestan ese asesoramiento de manera clara, rápida y cercana.

Esta cercanía y el modelo de desarrollo sostenible de ICPOR aportan confianza, seguridad y estabilidad a los ganaderos que deciden integrarse con esta compañía o promover una granja porcina. Tres factores que resultan determinantes para decidirse a emprender.

Confianza por entrar a formar parte de una empresa joven que desde su nacimiento ha demostrado su compromiso con un sector, el porcino, profundamente arraigado en Salamanca, combinando tradición con modernización e incorporando a sus instalaciones tecnologías de vanguardia que facilitan al granjero el trabajo diario.

Seguridad porque ICPOR acompaña a los granjeros durante todo el proceso, desde la obtención de la financiación para poner en marcha el proyecto hasta el asesoramiento en la construcción de la instalación conforme a unos criterios perfectamente definidos y en los trámites administrativos necesarios para empezar a operar.

Y estabilidad porque ICPOR ofrece a sus granjeros un precio garantizado, eliminando las fluctuaciones que pueda experimentar el mercado. Disponer de unos ingresos estables a largo plazo es un valor añadido fundamental para cualquier emprendedor.

En definitiva, tres valores en los que sustentar el crecimiento futuro de ICPOR con el objetivo de seguir generando empleo y riqueza en el medio rural de Salamanca, no solo durante 2020 sino también en próximos años.