06 agosto 2020
  • Hola

Los bosques y la España despoblada

El mantenimiento y explotación de las superficies arboladas crea empleo y fija población según Asfosa

03 mar 2020 / 18:35 H.

La Asociación Forestal de Salamanca, Asfosa, y cada una de las Asociaciones Provinciales de las nueve provincias de Castilla y León, vienen impulsando la gestión de las superficies arboladas, asesorando a los propietarios y reivindicando a la Administración el apoyo, con el convencimiento de que la conservación de los bosques pasa por aumentar su rentabilidad y que todas las labores para su mantenimiento generan empleo y ayudan a fijar población en el medio rural.

La mitad de la superficie forestal de Castilla y León es propiedad de particulares que llevan años gestionando y manteniendo a pesar de la baja rentabilidad, y ha llegado el momento de que la Administración sea consciente de la necesidad de apoyo por los beneficios medioambientales para la sociedad que generan los bosques como es fijación de CO2, paisaje, ciclo hidrológico, evitan la erosión, y sobre todo empleo para su gestión y limpieza disminuyendo los incendios forestales.

La conservación de los bosques incide en la creación de empleo

Ese apoyo necesario que no supondría coste a la Administración ni exigiría aumento de impuestos, se puede canalizar a través del “céntimo verde” como existe en Canarias, o con parte del impuesto al consumo de combustibles fósiles como se está aplicando en otros países, fondos que obligatoriamente serían utilizables para la conservación de los bosques, y por tanto para la creación de empleo y fijación de población.

Todos los socios de Asfosa y del resto de Asociaciones Forestales de cada provincia de Castilla y León, tienen el convencimiento de que los bosques no se cuidan solos y la determinación de que cualquier ayuda no sería en beneficio particular, sino que se invertiría en esa gestión y conservación de los bosques, mejorando los mismos y creando empleo en el medio rural.