06 agosto 2020
  • Hola

Innovación, calidad y bienestar animal

Maguisa, matadero Guijuelo, exporta gran parte de su producción y mantiene un crecimiento constante

06 mar 2020 / 16:17 H.

Maguisa ha sido el matadero pionero de Guijuelo. Una empresa que cuenta con una dilatada trayectoria en la que se han adaptado a las nuevas tecnologías y normativas para ofrecer siempre el mejor servicios a sus asociados.

Sus instalaciones abrieron sus puertas en 1979, con el objetivo de dar servicio a las industrias que lo constituyen. Su finalidad era integrar todos los servicios comunes que necesitaban sus asociados, desde la prestación del servicio previo de recepción hasta el sacrificio y despiece de cerdos.

Además de estos, el matadero también incluye entre sus servicios la fundición de grasas desde sus inicios, lo que ha hizo que la empresa haya experimentado un intenso crecimiento que les ha hecho apostar por la máxima exigencia e ir por delante de las normativas para cumplir las expectativas de sus clientes.

Su capacidad de sacrificio es de 432.000 kg por día y de oreo de las canales es de 2.280 metros cúbicos, estando los cochinos siempre insensibilizados antes de su sacrificio tal y como dicta la legislación. El despiece de los cerdos ibéricos se lleva a cabo en una superficie de 775 metros cuadrados, con una tecnología cuya capacidad de despiece y producción es de 216.000 kg. por día.

La tecnología de la fundición de grasas permite procesar una capacidad de 9.000 kilos/hora de los tocinos y grasas obtenidos directamente desde la sección de despiece.

Por otra parte, Maguisa está a la vanguardia en homologaciones sanitarias, bienestar y en los últimos años ha realizado un gran trabajo de internacionalización, logrando que el 30 por ciento de su producción se exporte.

La entidad trabaja con nuevos mercados con el fin de seguir creciendo, para lo que cuenta con tecnologías de última generación que le permiten ser líder en competitividad y productividad en todos los mercados, así como dar a sus clientes el mejor servicio. Maguisa está homologada para exportar a Europa, Reino Unido, Rusia, Corea y Japón.

La empresa además se preocupa por el bienestar animal y por eso cumplen los requisitos del estándar europeo de calidad de bienestar animal, garantizando el confort de los animales des de su llegada hasta el momento del sacrificio.

Entre los productos que comercializa Maguisa destacan las partes más buscadas del ibérico como el abanico, la barriguera, presa, secreto, solomillo, chuletero corto, lagarto, corona, falsa pluma entre otros tan tradicionales en esta provincia y con mil usos en la cocina como la panceta con lágrima, el espinazo, el costillar, la papada, el lomo o el cabecero con presa sin olvidar su manteca.

Todos ellos destacan por su alta calidad, destinados a los consumidores más exigentes y dispuestos a disfrutar con lo mejor del cerdo ibérico y, por supuesto, con todas las garantías de calidad.