05 agosto 2020
  • Hola

Energía solar, la mejor alternativa

Gamo Energías instala sistemas fotovoltaicos para suministrar energía donde no llega la red de abastecimiento y para propiciar ahorros mediante el autoconsumo

06 mar 2020 / 12:03 H.

Desde el año 2004 la empresa salmantina Gamo Energías ofrece a sus clientes sistemas de energías renovables con los que obtener energía y ahorrar en las facturas de la luz. Una empresa que durante estos años se ha especializado en las instalaciones fotovoltaicas tanto para suministrar energía donde no llega la red como para fomentar el ahorro con sistemas de autoconsumo.

La empresa realiza los proyectos de forma integral, desde el diseño del proyecto de ingeniería adaptado a cada instalación, al montaje e instalación de las placas, así como los servicios de mantenimiento y posventa. Una atención integral que incluye también un servicio de asesoría constante, para resolver desde las dudas iniciales a las que pueden tener los clientes una vez que la instalación está en funcionamiento.

La empresa realiza instalaciones para ofrecer suministro eléctrico a lugares donde no llega la red de distribución. Este sistema es el más demandado por los profesionales del campo y la ganadería que necesitan electricidad en fincas o lugares remotos.

También en la empresa instalan las placas solares que necesitan pivots y sistemas de bombeo de aguas para el riego obteniendo la máxima eficiencia energética para estas instalaciones.

Otro tipo de instalaciones fotovoltaicas que instala Gamo Energías son las de autoconsumo, que se ubican sobre todo en viviendas, naves, comunidades y también en industrias y grandes empresas con el objetivo de reducir la factura de la luz. El autoconsumo permite la venta de los excedentes de energía o bien compensar la factura energética de un edificio.

Gamo Energías se ocupa de realizar un estudio individualizado de cada instalación para ajustarla y obtener la mayor eficiencia energética, de modo que dependiendo de los horarios de consumo, se pueden dar ahorros de entre el 30 o el 40 por ciento.

En grandes industrias, con consumos muy elevados la opción es que estos consumos se pueden centrar en las horas de máxima radiación solar, ajustando los procesos productivos, lo que permitiría ahorros energéticos de hasta el 80 por ciento en la factura de la luz.

También es muy interesante la aplicación de placas solares en comunidades para realizar consumos compartidos.