06 agosto 2020
  • Hola

Casaseca, calidad y bienestar animal

La sociedad está preocupada por el impacto de las granjas

06 mar 2020 / 16:27 H.

Ganadería Casaseca, evolucionando desde un negocio familiar, ahora integra un conjunto de líneas que abarcan todas las etapas del ciclo productivo, desde la genética al sacrificio, pasando por la alimentación y el transporte y en los cuales se puede obtener la certificación Welfare Quality® que evalúa y controla la calidad del bienestar animal en granjas y mataderos.

El sector del porcino español, además de la posición estratégica que tiene en el sistema agroalimentario español, es incluso un referente en la ganadería internacional: es profesional, innovador y respetuoso con los animales y con el medio ambiente y la normativa española es la más garantista. Por eso, las granjas y fábricas de pienso de Ganadería Casaseca son modernas y procuran al ganado las mejores condiciones nutritivas, higiénicas y sanitarias, pero también procuran a sus animales un amplio espacio, una temperatura adecuada y confort para el descanso.

Cuando los cerdos ibéricos crecen, hay que verificar que su rango de crecimiento sea uniforme por eficiencia y por salud y hay que observar y cuidar las enfermedades infecciosas y metabólicas y las lesiones en extremidades o piel y proporcionar sólo las vacunas y medicamentos apropiados para cada caso.

Asimismo, debemos intentar que los cerdos ibéricos mantengan en las granjas los mismos comportamientos naturales que en su hábitat natural, evitando los enfrentamientos que se producen por la lucha jerárquica o los traslados. Ganadería Casaseca, aparte de las granjas propias, establece acuerdos de gestión a largo plazo con colaboradores, adaptando todos estos protocolos productivos a las condiciones particulares de cada explotación con el objetivo de obtener ibéricos de alta calidad y homogéneos pero reduciendo en todos los procesos las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de agua y energía.

Tratar bien a los animales es un compromiso ético, pero igualmente, cada vez más estudios comprueban que las granjas en las que se han implantado sistemas de bienestar animal acaban siendo más rentables y producen carne de mejor calidad.