20 mayo 2019
  • Hola

Admiconsa: el mejor intermediario con la Administración

La empresa ofrece a sus clientes, especialmente comunidades de propietarios, información inmediata a través de sus aplicaciones digitales

10 may 2019 / 18:53 H.

Confianza y tranquilidad para los clientes, tecnología y servicio cercano, profesionalidad... Admiconsa está especializada en la administración de comunidades de propietarios y entidades urbanísticas. Un trabajo que realizan con rigor y manteniendo una comunicación directa con cada uno de sus clientes para realizar un seguimiento continuado. De hecho son imprescindibles en la relación entre las comunidades de propietarios y la administración pública vía certificado digital. Algo que les permite recibir todas las notificaciones vía digital con un servicio mucho más eficiente, pero para el que es necesario contar con un profesional cualificado.

Otro de sus puntos fuertes es la comunicación vía digital que tienen con sus clientes. Admiconsa 3.0 es un servicio que les permite, a través de la tecnología, tener una línea abierta con sus clientes a cualquier hora del día. De hecho cuentan con una app para móviles en la que los clientes pueden realizar todo tipo de consultas, acceder a su documentación y saber todo lo que sucede en su comunidad. Algo que también pueden gestionar a través de su página web.

De hecho su web es un despacho virtual que les permite que sus clientes puedan realizar gestiones en cualquier momento. Un servicio complementario a la atención personalizada que tienen en la oficina, donde resuelven todo tipo de dudas, problemas o necesidades de sus clientes con agilidad y eficiencia.

Estas nuevas tecnologías permiten a los propietarios de las comunidades donde trabaja Admiconsa consultar mediante una clave completamente segura toda la documentación e información relativa a su vivienda.

El objetivo de Admiconsa es que los clientes sientan que el despacho de la empresa está abierto para ellos las 24 horas del día, al menos a través de internet.

Los profesionales de Admiconsa, que está situada en la calle Espoz y Mina, además realizan todo tipo de análisis y estudios, tanto económicos como técnicos para ofrecer a las comunidades de toda la provincia y la capital soluciones para mejorar la eficiencia energética de sus sistemas de calefacción. Además son capaces de resolver cualquier necesidad que surja en una comunidad de propietarios.

ENVÍE SU CONSULTA A LOS EXPERTOS DE ADMICONSA

Pregunta 3. ¿Qué se puede hacer si el presidente de la comunidad se niega a firmar el acta? ¿Son nulos los acuerdos a los que se haya llegado? Fernando Amores

Si el Presidente se niega a firmar el acta, a pesar de haberlo intentado el Secretario de la Comunidad, este debe redactar y firmar el acta y enviarla a todos los propietarios con una diligencia final en la que se hace constar que el presidente se niega a firmar. La falta de firma del Presidente del acta no conlleva la nulidad de sus acuerdos a los que se ha llegado. Es un defecto formal, que no produce la nulidad de la junta ni de los acuerdos adoptados, y se debe subsanar en la siguiente junta ratificando lo acordado en la junta no firmada.

Pregunta 2. ¿Tienen los garajes que contribuir a los gastos de piscina de la comunidad? Antonio Luengo

Normalmente el Título Constitutivo o los propios Estatutos de la Comunidad de Propietarios, suelen regular y clarificar esta situación, y es habitual que exista una norma en la que se exprese de forma clara que estas propiedades no sólo están excluidas del uso de la piscina, sino también de la contribución en su mantenimiento. Es evidente que si a un propietario se le priva del uso de un servicio, estará exento de contribuir a los gastos que se deriven del citado servicio. En ocasiones incluso se les excluye de la propiedad del elemento común, y se le asigna única y exclusivamente a las viviendas.

El problemas surge si en los estatutos falta esa cláusula y la de exclusión de pago del servicio, en cuyo caso podría entenderse que sí tienen ese derecho. No obstante, la comunidad, con las mayorías legales necesarias, podría excluir a estos propietarios de ese derecho, acordando la prohibición de acceso a la piscina a propietarios solo de plazas de garaje, ya que el uso de una piscina comunitaria siempre ha de entenderse, por pura lógica, como para el uso y disfrute de los titulares de las viviendas de la comunidad; y que desde luego el dueño de una plaza de garaje, que no es titular de una vivienda, nunca puede utilizar un elemento común de la comunidad que nada tiene que ver ni sirve para una mejor utilización de una plaza de garaje.

Pregunta 1. ¿Qué tipo de interés puede establecer la comunidad de propietarios para un recargo a morosos? Cristina Martín

La imposición de recargos económicos a los morosos por impago de cuotas comunitarias ha sido y es una práctica habitual en la gestión de las comunidades de propietarios, siendo válidos en la propiedad horizontal igual que lo son en el derecho en general. Con respecto al tipo de interés que la Junta de propietarios puede aprobar en estos casos, es un acuerdo libre y por lo tanto será dicha junta de propietarios la que lo decida, teniendo en cuenta que es habitualmente admitido el tipo de interés legal del dinero, indicado por el Banco de España, (para año 2019 el 3%), incluso con un posible recargo, pero siempre con la mesura correspondiente para no ser acusados de usura al considerar excesivos dichos intereses.