29 noviembre 2021
  • Hola

Campal-Oil crece a pesar de la Covid-19

El diésel a domicilio es más barato que en el surtidor de una estación de servicio

02 oct 2020 / 19:12 H.

PALABRAS CLAVE

Las medidas que se tomaron en España para intentar frenar la expansión del COVID-19, con más de tres meses de confinamiento estricto por la declaración del Estado de Alarma (14 de marzo-21 de junio), provocaron el hundimiento de las ventas de gasóleo de automoción un 40% respecto al mismo periodo de 2019. En el panorama internacional, la situación no fue muy distinta. Los primeros cuatro meses del año, el petróleo fue arrastrado por la bajada del consumo a nivel mundial, el mercado entró en pánico y los precios se desplomaron (el 20 de abril el petróleo de referencia americano o West Texas Intermediate llegó a cotizar en negativo por primera vez en la historia). Pese a esta nefasta situación, hay empresas que han sabido adaptarse, es el caso de Campal-Oil, una empresa dedicada al suministro de gasóleo a domicilio, lubricantes y productos relacionados, en la que sus ventas crecen un 11,5% en lo que va de año respecto al mismo periodo del año 2019. ¿Cuáles son las claves de su éxito? y ¿cómo ha conseguido seguir creciendo pese a la crisis del COVID-19?

Han observado un cambio en los patrones de consumo. En los meses de marzo y abril recibieron más pedidos de gasóleo de calefacción en poblaciones más pequeñas, por la huida de las ciudades a los pueblos. A partir del mes de mayo, observaron además un incremento en la venta de depósitos para almacenamiento de combustible, tanto para calefacción como para automoción, y es que la bajada de los precios unido al temor a una subida de impuestos, compensa la inversión en almacenamiento. Si se aprueban los presupuestos para 2021, vendrán de la mano con subida de impuestos para el diésel de automoción. Llenar un depósito de 50 litros supondrá 5.68 euros más. Desde Campal-Oil aconsejan a todos aquellos que tengan espacio para colocar un depósito para autoconsumo, que lo hagan, podrán ahorrar en torno a 30 ctms/litro siempre y cuando realice la compra antes de la entrada en vigor de la Ley. Unos 11 ctms/litro será el ahorro directo de impuestos, y el resto será derivado de comprar una mayor cantidad entregada directamente en su domicilio. Los precios para un pedido medio de 2.000 litros pueden ser hasta 20 ctms/litro inferiores que en el surtidor de su gasolinera habitual.

La diversificación juega un papel importante a la hora de poder adaptarse a los cambios, las ventas de unos productos/servicios pueden crecer y las de otros menguar o desaparecer en periodo cada vez más cortos de tiempo. Por eso en Campal-Oil se han esforzado por incluir nuevo productos en su cartera a lo largo de los años, como son los lubricantes, el Adblue o más recientemente los pellets; y además, de forma paralela, en el último año, han empezado a comercializar gasóleo a otros revendedores, esto es, gasolineras y otros distribuidores.

Su base de clientes procede del mundo agrícola, ya que la empresa forma parte del grupo Bernabé Campal, líder en el sector de materias primas agrícola (abonos, semillas, fitosanitarios...). No obstante, las ventas para agricultura representan sólo el 50%, el resto lo integran empresas no agrícolas, particulares, comunidades de vecinos y la Administración, con la que tienen actualmente varios concursos públicos para abastecimiento de gasóleo de automoción y para calefacción.

Contenido patrocinado por Campal Oil