01 diciembre 2020
  • Hola

Una influencer argentina combate el estereotipo de las ‘mujeres de futbolistas’ desde Salamanca

Es la directora de comunicación del Santa Marta

Las mujeres de los futbolistas históricamente han tenido una etiqueta social de compradoras impulsivas, frías de sentimientos persiguiendo la fama y el dinero y de acompañantes camufladas en el anonimato en pos de estar al servicio del jugador para que su carrera fuera fructuosa. Alguien que rompe estos clichés de WAG (novias o mujeres de futbolistas) es la argentina Pecky Muschietti, esposa del Cuqui Silvani, leyenda de la UDS que ahora es el director deportivo del Santa Marta. Además, para combatir ese estereotipo ha creado un blog “Esposas del fútbol” donde entrevista a otras mujeres de estrellas del fútbol que han vivido lo bueno y lo malo que es estar al lado de una estrella del fútbol.

–Su familia, por la carrera deportiva del Cuqui Silvani, ha vivido en Argentina, México, España, Uruguay, Emiratos Árabes... pero deciden instalarse en Salamanca, donde jugó su marido desde 1997 a 2001...

–Vivimos una época muy bonita en los años gloriosos de la Unión Deportiva Salamanca. El día que veníamos de Almendralejo (Badajoz) y estábamos entrando por la carretera de Cáceres y vi la silueta de las catedrales se me cayó una lágrima y es que pensaba qué sitio tan lindo al que veníamos. No era como ahora que lo puedes ver todo en Internet sino que fichaba mi marido por un club y no sabías cómo era la ciudad donde vivirías hasta que estabas allí instalado.

–¿Qué tenía Salamanca para esa decisión?

–Las ciudades además de su valor artístico, su cultura o sus prestaciones tienen que ofrecerte una experiencia de vida para que se forme ese vínculo. Estuvimos también en Dubai viviendo y aunque es un paraíso después allí no estábamos cómodos algo que sí sucedió en Salamanca. Después compramos una casa aquí y cuando estábamos por circunstancias familiares viviendo de nuevo en Argentina una de nuestras hijas decidió venirse a acabar su carrera de Periodismo a Salamanca, sin que nosotros le dijéramos nada. Tras tres años a distancia decidimos reagrupar a la familia de nuevo en Salamanca.

–Se dedica al mundo digital y lleva la comunicación del Santa Marta pero unos de sus productos estrella es su blog Esposas del fútbol...

–Sí, la idea era mostrar la otra cara de la mujer que está con un futbolista. Hay etiquetas, especialmente en Latinoamérica, de que es una mujer que vive de compras todo el día gastándose en bolsos y zapatos el dinero que gana su marido en una vida de lujos. Esos casos existen y son los que salen en los medios pero también hay muchos otros que no tienen nada que ver donde hay historias bonitas de contar ya que hay sacrificio, depresiones, crisis de identidad y problemas para salir adelante.

–Entonces no es oro todo lo que reluce en las familias de los futbolistas...

–No, cuando llegamos a España a Almendralejo (el Extremadura en 1997 jugaba en Primera) lo hice en unas circunstancias que pocos se imaginan. Lo hice con una reciente cesárea, con mi primera hija recién nacida y cuando entramos en el pueblo pensé que habíamos retrocedido 50 años. Después fue idílico ya que nos trataron genial y cuando nos fuimos lloré un montón ya que me había encariñado de la gente de allí. Tenía 21 años y ahora lo pienso a mi edad y no sé si volvería a hacer todas esas cosas. Son experiencias que te forjan como persona.

–El entorno del futbolista es clave para que triunfe...

–Hay casos de chicas que sienten que frustraron la carrera al marido. No voy a decir el nombre pero hay un caso de un futbolista que dejó Boca Juniors por venir al Villarreal y no se adaptaron. Ella lloraba todos los días y a los seis meses rompieron el contrato y se volvieron a Boca y ya no volvió a jugar nunca más en el extranjero. Lo tenía todo para triunfar ese futbolista pero no se adaptaron. Hay de todo ya que después están las que junto a su marido despilfarran y se lo gastan todo y cuando se retiran se divorcian. Influimos en el futbolista y es que a las de mi generación nos enseñaron que teníamos que cuidar todo el ambiente de él para que pudiera triunfar. Tenía que dormir bien, comer bien y cuidar mucho su alimentación y estar pendiente de él. Una anécdota. En Almendralejo mi primera hija con muy pocos meses lloraba todas las noches y yo me encerraba en otra habitación, llorando yo también de impotencia por no poder calmarla, para no despertar al Cuqui y es que tenía que estar bien dormido para el entrenamiento del día siguiente. Con el paso del tiempo te das cuenta y te dices pero qué estoy haciendo pero en aquella época era el mandato del fútbol que nos habían enseñado.

–¿Alguna historia que le haya sorprendido de las cientos de entrevistas que ha hecho a mujeres de futbolista?

–Yanina Arruza, mujer del exfutbolista Diego Latorre (que estuvo en la UDS en la 1995-1966 en Primera), me contó que la noche antes de un clásico entre Boca y River su marido estaba concentrado para un partido tan importante y que ella sufrió un aborto espontáneo. No avisó a su marido para no desconcentrarle y padeció ella sola todo aquello. Para una mujer vivir ese proceso además de expulsar al feto ella sola es durísimo pero no quería molestar a su marido.

–¿Decide Antonella Roccuzzo, la mujer de Messi, si su marido sigue o no en el Barcelona?

–Seguramente sí. Tiene un peso muy importante en la decisión. No será la decisión final pero que su opinión seguro que será muy importante. En el último Mundial se decía que Messi no estuvo bien por problemas con su mujer. Yo eso no lo sé y no lo puedo asegurar pero sí que cuando un futbolista tiene problemas en casa afecta a su rendimiento. Es lógico. A cualquiera que tiene problemas en casa le afecta en su trabajo.

–Sara Sálamo, pareja de Isco, ha sido muy criticada en redes sociales por el bajo rendimiento del centrocampista del Real Madrid...

–Menos mal que cuando era WAG oficial no había redes sociales ya que te encuentras cada cosa. Hay comentarios crueles sin conocer la verdadera historia que hay detrás. En mi época no estábamos tan expuestas como ahora pero he salido llorando de un estadio por cosas que me decían los aficionados.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png