Borrar
Lorenzo Santolino, recién aterrizado de Arabia Saudí, junto con Eduardo Salazar (Grupo Andrés). LAYA
Santolino, ya en casa con los deberes hechos en el Dakar

Santolino, ya en casa con los deberes hechos en el Dakar

El chacinero con “muy buen sabor” de boca tras su quinta participación | Decide renunciar a la primera parte del Mundial para mejorar la moto

Jueves, 19 de enero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Lorenzo Santolino (Sherco) ya está en casa tras su quinto rally Dakar —recordemos, 9º en la general y mejor español en motos—: “Ya estamos otra vez aquí”, le decía a Eduardo Salazar (director general del Grupo Andrés) mientras le mostraba la moto con la que ha logrado la regularidad en Arabia Saudí: “Estoy muy contento de poder estar aquí sin haber tenido contratiempos ni incidentes”, afirmó el piloto de Guijuelo antes de arremangarse y empezar a valorar sus dos semanas de Dakar: “El noveno puesto me sabe muy bien, porque estar en el top ten nunca es fácil. Por ello tengo que agradecer a todos lo que lo han hecho posible, sobre todo al equipo que ha trabajado muy duro este año en la moto, y eso me ha dado regularidad. Solo tuve una sola caída, no he tenido grandes errores de navegación ni tampoco pérdidas de tiempo... Y lo más importante, nunca hemos estado lejos del ganador de etapa, que es lo que te hace tener esa regularidad y mantenerte en la carrera; sí que es cierto que hemos estado un poquito lejos de la lucha y de ese top cinco porque en esta edición ha sido lo mismo que ganar. Pero hemos estado cerca”.

La palabra regularidad no se la quita de la boca, y no es para menos: “Y la hemos logrado porque teníamos las ideas claras y un plan. Es básico. El plan era intentar estar entre los diez primeros, con el reto mayor del quinto puesto. Es cierto que durante la primera semana podría haber hecho una etapa concreta mejor, con el terreno más pedregoso y las condiciones adaptadas más a mi pilotaje, pero tenía que ser conservador porque sabía que iba a ser un Dakar duro, de hecho, ha sido el más duro de todos los que hemos disputado en Arabia. Por eso es para estar muy satisfecho ser capaz de tener regularidad, que ha sido clave para mi seguido mejor resultado y, además, ser el mejor español; que no es que lo tenga como objetivo, pero si se puede ser el mejor de tu país es una cosa que también gusta”.

Con casi 7.000 kilómetros de distancia, Santolino desvela ya en frío los secretos del durísimo empty quarter que, entre otros, devoró a gigantes del rally como Joan Barreda o Carlos Sainz. “La verdad es que el empty quarter puede ser muy duro, porque las dunas son blandas, hay poca visibilidad, es difícil ver dónde se cortan... Pero la organización, como era el debut de este terreno, no ha querido pasarse, porque es una zona muy difícil de evacuar si hay un problema; e hicieron un trazado mixto utilizando muchas zonas de lago seco y eso ha hecho que las etapas discurrieran más rápido y bajara el nivel de dificultad, pilotar 180 kilómetros son muy exigentes a nivel físico y mental”.

Fue en este tramo donde Santolino logró afianzarse en el top ten y donde firmó uno de los grandes gestos del Dakar: rescatar a Nacho Cornejo de debajo de su moto: “Nacho o cualquier otro si me hubiera pasado a mí me ayudarían. Nacho tuvo un pequeño error, volcó hacia adelante y como yo iba muy cerca dejé mi moto, le quité la suya de encima y luego le ayudé porque tenía el roadbook roto. Una historia más para contar por suerte sin consecuencias”.

Contado el Dakar, Santolino abordará un 2023 dividido en dos mitades: un primer semestre en el que desarrollar la moto (“Tenemos cosas pensadas que hay que trabajar, el control de velocidad, puntos a mejorar en la suspensión...”) y un segundo ya con carreras como el Ruta 40 en agosto y el rally de Marruecos en octubre: “Vamos a intentar estar ya en todas en esta parte del año para preparar el próximo Dakar”.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios