09 agosto 2020
  • Hola

Carpio y los 270 minutos que dejan su renovación con el Salamanca UDS en el aire

13 jun 2020 / 17:48 H.

Javier Carpio Martín tiene 36 años, ha sido padre hace cuatro días de un niño que se llama Javier como él, y no esconde su ilusión de seguir una temporada más en el Salamanca. Reconoce que cuando desembarcó hace un año y medio en el Helmántico no lo hizo para retirarse sino para seguir disfrutando del fútbol en su ciudad. La imprevista finalización de la temporada también provocó que se quedara a las puertas de su renovación automática para la próxima temporada por partidos 24 partidos. Se quedó en 21. El salmantino resta importancia a la anécdota y admite que ahora con todo lo que está pasando hay cosas más importantes que esa situación que ha vivido.

–Sí, es un verano inusual y es que llevamos sin jugar desde marzo y por lo que se dice hasta septiembre no se podrá comenzar a hacer la pretemporada en Segunda División B. Son muchos meses pero es lo que nos ha tocado vivir y hay que afrontarlo.

–Sí, he estado todo el confinamiento corriendo en la terraza 14 kilómetros diarios. Y es que quiero regresar de la mejor manera posible y aunque este parón tan largo a los jugadores que tenemos una edad nos podría afectar más estoy trabajando duro para que eso no suceda. ¡

–Pero con este inesperado y largo parón se le habrá pasado por la cabeza dejar el fútbol...

–Lo he hablado con amigos del fútbol y lo comentaba que estoy con muchas ganas de seguir. Hasta que el cuerpo aguante y me siento muy bien.

–Es la prioridad. Cuando vine hace año y medio ya dije que no venía a retirarme sino a disfrutar del fútbol aquí en Salamanca. Yo estaría encantado de seguir si ellos quieren que yo siga en el club. Con todo esto de la pandemia del coronavirus me he quedado a tres partidos de tener la renovación automática. Ellos saben que conmigo no van a tener ningún problema si quieren que renueve.

–Sí, pero tampoco lo he pesando mucho y es que con la que está cayendo hay cosas más importantes que eso. No le doy mayor importancia. Sí, que piensas que si la pandemia hubiera llegado unas semanas más tarde lo mismo hubiera cumplido los partidos. Pero insisto en que hay cosas más importantes ahora que eso.

–Sí, pero yo creo que sí se están moviendo aunque no estén saliendo cosas en prensa. Yo estoy con muchas ganas de renovar si en el club cuentan conmigo. Hay que hacer un proyecto deportivo para hacer un año mejor que los anteriores y estar más arriba en la clasificación. Ahora, con lo de la Segunda B Pro el Salamanca debe estar en los puestos de arriba y es que la ciudad y la afición se lo merecen.

–Mi mujer con el embarazo era población de riesgo y no hemos salido de casa. Antes del estado de alarma hicimos una compra de dos o tres carros llenos hasta arriba para que no tuviéramos que salir para nada. Y después mi padre nos ha traído comida y es que no queríamos tener contacto con otras personas por si acaso. Ella paseaba por la terraza y yo corría y así hemos estado estos últimos meses. Tienes miedo de que se pudiera contagiar pero gracias a Dios no ha sucedido y tanto la mamá como el niño están perfectamente. Estamos muy contestos y ahora a disfrutar con él. Además, se llama Javier como yo y espero que salga también futbolista.

El salmantino de 36 años se siente con mucha fuerza para seguir y ha estrenado paterniadad con un niño que se llama Javier. “Tengo muchas ganas de continuar y si el club quiere, conmigo no tendrán problema”, explica