Borrar
Mario García Romo, tras la final de los 1.500 en Múnich. E.P.
Mario García Romo logra en la Diamond League la mínima para el mundial

Mario García Romo logra en la Diamond League la mínima para el mundial

El mediofondista salmantino ha conseguido su segunda mejor marca personal con un registro de 03:32:71

Viernes, 26 de agosto 2022, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mario García Romo ha llegado para quedarse. Después de su apoteósica temporada, tanto bajo techo como al aire libre, culminada con el Campeonato de España en Nerja, el cuarto puesto en el Mundial de Eugene, y la medalla de bronce en el Europeo de Múnich, el joven atleta de Villar de Gallimazo sigue demostrando que ha logrado un puesto en la élite mundial de los 1.500 metros. Este viernes, en la ‘Athletissima’ de Lausana, prestigiosa reunión de la Liga de Diamante, ha parado el crono en 3:32.71, consiguiendo la mínima requerida para pensar ya en nuevos objetivos: otro Campeonato del Mundo, el del próximo verano en Hungría.

Con los objetivos de la temporada más que cumplidos, el salmantino acudió a Lausana para correr una vez más con los mejores de la especialidad, en una carrera que fue rapidísima. De hecho, Jakob Ingebrigtsen, no podía ser otro, se hizo con la victoria con 3:29.05. Tras él llegaron otros especialistas de la distancia como el keniano Abel Kipsang, el australiano Stewart McSweyn, el británico Josh Kerr o el polaco Michal Rozmys.

Y en la sexta posición, por delante de otros grandes nombres, acabó Mario García Romo, encerrado en la cuerda en algunos momentos, pero que a pesar de la fatiga acumulada en estos meses no cedió hasta el último centímetro, corriendo el segundo 1.500 más rápidos de su vida. Los 3:22.71 suponen su mejor registro después de los sublimes 3:30.20 que alcanzó en el mejor escenario imaginable: los 3:30.20 de la final del Mundial de Eugene.

El salmantino, que lució en Lausana los colores de su primer equipo profesional, el On Running, puede ahora descansar y pensar en la próxima temporada con la tranquilidad de que ya tiene la mínima, exigente, para acudir en agosto de 2023 al Campeonato del Mundo en Budapest. Queda mucho por delante y tendrá que certificar su presencia con el resto de requisitos que exija la RFEA, pero el primero ya lo tiene en su poder.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios