18 mayo 2022
  • Hola

Mario García Romo, ambicioso para 2022: “Ser campeón de la NCAA, ir al Mundial y luchar por medallas en el Europeo”

El atleta pasa unos días en casa aprovechando la Navidad antes de regresar a Estados Unidos

31 dic 2021 / 15:38 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

2021 ha significado la confirmación de Mario García Romo, que ha pasado de ser una joven promesa a una realidad dentro del atletismo español. Por todo ello, el joven deportista salmantino hace un “balance bastante positivo” de 2021. “Tenía unos objetivos en mente que eran un poco optimistas, porque estaba muy lejos de la marca mínima, pero he cumplido prácticamente todos. Me quedo con la espina de los Juegos Olímpicos”, considera, después de no haberse podido clasificar a Tokio, una pequeña decepción que tratará de olvidar en París 2024.

El atleta de Villar de Gallimazo es ambicioso y quiere que su carrera siga avanzando con grandes zancadas durante la próxima temporada. “Estoy peleando por meterme en el equipo español, hacerme un hueco y ser un fijo en la selección, pero no quiero pelear por una plaza, sino estar habitualmente en las finales”, explica. Un trabajo que empezó hace tiempo, cuando practicaba este deporte dirigido por el entrenador Lucio Rodríguez.

Por aquel entonces Mario García Romo crecía en casa, pero no dudó en marcharse a Estados Unidos, donde el ritmo de su progresión ha aumentado todavía más. “He notado sobre todo un paso más relacionado con el ambiente y la profesionalidad de los entrenamientos. En Salamanca entrenaba con un grupo muy diverso y muchas veces tenía que hacerlo yo solo, pero ahora tengo un horario más estructurado y mucha gente con la que entrenar de un nivel muy avanzado. En mi grupo habitual somos diez atletas que tenemos una marca personal por debajo de los 4 minutos en la milla”, reflexiona. En su caso, con un registro de 3’56”46, es el cuarto español más rápido de toda la historia en recorrer esa distancia en pista cubierta.

“En Estados Unidos he notado un paso más en la profesionalidad y el ambiente de los entrenamientos, ahora tengo un horario más estructurado”

Aprovechando las vacaciones de Navidad, el joven atleta charro ha aprovechado a regresar a Salamanca, donde estará hasta el próximo 5 de enero. “Estar con la familia y con antiguos compañeros de entrenamiento trae mucha alegría. Además, Lucio me conoce de hace años y me da muchos consejos, sobre todo en cuanto a mentalidad”, asegura. De todos modos, más allá de reencontrarse con sus seres queridos, no está teniendo mucho descanso. “Estoy intentando variar el plan lo menos posible. Es un horario diferente de comidas y también a la hora de levantarse, pero este año quiero mantener la estructura de allí. Al tener doble sesión muchos días intento acomodarlas, he dado un paso hacia adelante en ese sentido”, reconoce. De hecho, su único día libre son los sábados y este año tuvo la suerte de que coincidió con la Navidad.

Lo que sí cambia para Mario García Romo es la normativa entre un país y otro con respecto a la pandemia, aunque tampoco se le hace raro. “En Estados Unidos desde hace un año la vida es bastante normal, sobre todo en el sur, donde se quitaron las medidas. Seguimos intentando mantener la distancia social y se usa la mascarilla en el interior. En el exterior no es obligatoria, aunque yo la suelo llevar puesta porque no me resulta incómodo. Además, en las competiciones han dejado de hacer test y solo hay que estar vacunado”, explica.

A primeros de enero, el joven atleta salmantino regresará a Estados Unidos, con la mirada puesta en los tres grandes retos que se ha marcado para 2022. “Me gusta tener objetivos optimistas, porque es como creo que hay que plantearse las temporadas. Uno de ellos es ser campeón de la NCAA, ya que voy a ser uno de los atletas con mejor plusmarca personal. Otro de ellos es conseguir una plaza para el Campeonato del Mundo -que se celebrará en Eugene- y estar en la final de los 1.500 metros, porque creo que soy capaz. Además, me gustaría estar en la final del Europeo y luchar por las medallas, aunque hay un nivel muy grande”, declara García Romo.

“Tengo que hacer los entrenamientos adecuados e integrar mi participación en carreras de élite dentro del calendario universitario”

Teniendo en cuenta que la cita continental tendrá lugar en Munich en el mes de agosto, el deportista de Villar de Gallimazo deberá afrontar una temporada larga. “Hay que hacer los entrenamientos adecuados e intentar integrar mi participación en carreras de élite dentro del calendario universitario. Este año el cross es diferente, fue en otoño, pero haré pista cubierta”, explica el atleta charro, que espera medirse a la élite del mediofondo.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png