15 julio 2020
  • Hola

Los ERTE llegan al mundo del deporte: Guijuelo y Salamanca estudian sumarse

El Ademar de León de balonmano y la Balompédica Linense, de Segunda B, anunciaron este jueves que ya han iniciado los trámites | El Unionistas, de momento, no contempla esta posibilidad

20 mar 2020 / 19:10 H.

La crisis sanitaria del coronavirus en su versión económica ya ha llegado al mundo del deporte y es que clubes como el Ademar León de balonmano de la Liga Asobal o la Balompédica Linense, donde entrena el exentrenador del Salamanca Antonio Calderón, han anunciado que se acogerán a la figura del ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para intentar capear los efectos económicos que está generando la suspensión de la actividad deportiva. En este sentido, en Salamanca los clubes de Segunda División B ya han analizado esta opción de acogerse a un ERTE pero con diferentes puntos de vista. El Guijuelo y el Salamanca están recopilando información al respecto y es que valoran seriamente acogerse esta medida con carácter temporal para paliar mientras dure el parón de competiciones los efectos económicos en sus arcas. El Unionistas sin embargo insiste en que no se han planteado nada al respecto de hacer un ERTE descartando, por el momento, esta opción.

El Ademar León de balonmano este jueves informaba de que debido al estado de alarma decretado recientemente por el Gobierno, la liga temporalmente suspendida y el cierre de todas las instalaciones deportivas de la ciudad el club había optado el pasado lunes por iniciar los trámites necesarios para presentar ante la autoridad laboral un ERTE para toda la plantilla, cuerpo técnico del primer equipo y de toda la base. “Esta figura, entendemos, es la que mejor protege a nuestros jugadores, personal laboral y al propio Club, ante esta situación extraordinaria”, explicaba el club leonés en un comunicado.

La Balompédica Linense este jueves ya comunicaba a sus trabajadores que se iniciaba el trámite donde están junto a Calderón ex del Salamanca como Santi Luque o Manu Molina.