14 agosto 2020
  • Hola

Los cambios que habrá en los estadios salmantinos si vuelve el público al fútbol

Los tres conjuntos tendrían que adaptar sus gradas con las medidas oportunas

13 jul 2020 / 11:52 H.

El fútbol español una vez que parece que ya ha superado la primera prueba de fuego de reanudar Primera y Segunda a puerta cerrada ya piensa en la próxima temporada pero con la vuelta de público a los estadios. LaLiga ya tiene un borrador “Protocolo de vuelta de aficionados a los partidos de LaLiga”, que adelantó la cadena Ser, donde se especifica una serie de medidas donde destaca el uso de mascarilla y la distancia de 1,5 metros entre aficionados, lo que reduciría considerablemente el aforo disponible.

En Segunda B, donde están los tres equipos salmantinos Salamanca, Unionistas y Guijuelo, estas medidas no están todavía marcadas pero la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), organismo que regula esta competición, desde la llegada del coronavirus ha actuado en la mayoría de los casos siguiendo la liga del fútbol profesional, Primera y Segunda. El Salamanca, en principio, sería el menos perjudicado por esta limitación de aforo ya que con un estadio como el Helmántico de más de 17.000 espectadores tendría margen de maniobra para ubicar a sus más de 6.000 abonados que tuvieron la pasada campaña. El Unionistas se encontrará con su nuevo estadio, el Reina Sofía, con capacidad para 5.000 espectadores donde aunque tendrían amplitud para ubicar a sus 3.000 aficionados de la pasada temporada. Tanto en el caso del Salamanca como del Unionistas no todos los partidos acuden todos sus socios o abonados y además la caída de aficionados con carné para el próximo curso es una cuestión con la que ya trabajan los dos clubes capitalinos.

El Guijuelo tiene en el Municipal capacidad para 1.500 espectadores y sus aforos de media la pasada temporada rondaban los 450 espectadores por lo que no tendrían mucho problema en cumplir esa normativa. “Estudiaremos junto con el Ayuntamiento de Guijuelo que es el propietario de la instalación qué hacer pero tenemos un aforo de 1.500 espectadores sin contar la posibilidad de poner gradas supletorias por eso sí podrían entrar nuestros socios y manteniendo las distancias sin mayor problema”, indicó semanas atrás Natalia González, directora general del Guijuelo.

Requisitos para entrar

En el protocolo de LaLiga se indica que el aficionado deberá pasar unos controles férreos para poder ver a su equipo en directo. El partido se deberá ver con mascarilla y se tendrá que estar sentado en el asiento asignado. Además, el acceso al recinto será de forma escalonada con franjas horarias pare evitar aglomeraciones en los aledaños.

En este aspecto los tres clubes de Segunda B no tienen una gestión telemática total de su venta de entradas y en mayor o menor medida siguen dependiendo de la venta física de entradas y abonos por lo que deberían reforzar sus servicios informáticos para poder adaptarse a esta nueva realidad.

Sin bares y aseos limitados

Una vez dentro del estadio no está permitida la venta de comida y bebida, “por lo que se entregará a cada espectador dos botellas de 33cl. de agua”, especifica el borrador. Los seguidores deberán permanecer en su localidad todo el partido, salvo para acudir a los aseos, cuyo aforo será controlado. Finalizado el encuentro, el desalojo se producirá por filas y de manera ordenada. Este aspecto de no poder abrir los bares en los partidos supone otro golpe a una fuente de ingresos, que aunque no principal, sí supone un ingreso de dinero regular cada 15 días a los clubes salmantinos.

El club decide quién entra

Los clubes tendrán la potestad de decidir qué aficionados entran y qué aficionados se quedan fuera de acuerdo al aforo marcado por LaLiga tras el estudio de los datos recolectados. Los clubes tendrán que elaborar un listado de “inscripción previa” para saber cuántos aficionados estarían dispuestos a volver a su asiento. Pedirán datos de cada abonado y se marcarán las condiciones de acceso.

Extremadura, primer ejemplo

Una de las primeras pruebas para hacerse una idea de cómo será el fútbol con público en Tercera y Segunda será el próximo fin de semana en los partidos correspondientes al ‘playoff’ de ascenso a Segunda B en Extremadura. La Dirección General de Deportes ha autorizado a la Federación Extremeña de Fútbol la venta de entradas al público.

Los enfrentamientos para aspirar a Segunda B serán entre el Villanovense y el Extremadura B el próximo sábado 18 de julio a las 22:00 horas y el Coria y el CP Cacereño que se disputará el domingo 19 de julio a las 22:00 horas. Ambos encuentros se disputarán en el Estadio Romano de Mérida, que cuenta con 14.500 localidad de las que se cubrirán un 17%. Habrá dos metros de distancia entre aficionados.

Toca adaptarse a lo que viene y los clubes salmantinos deberán hacerlo regateando los problemas económicos para cumplir la normativa.