17 agosto 2022
  • Hola

La colegiada salmantina que consigue un hecho sin precedentes: “Me motiva mucho”

Este ascenso a Regional de Aficionados en el fútbol masculino ha venido de la mano (en la misma temporada) que el conseguido a Segunda División en el fútbol femenino

02 jul 2022 / 12:11 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

La colegiada salmantina Eva Arrúe, a sus 21 años, ha logrado lo que ninguna otra en el arbitraje charro: romper el techo de cristal. Hasta la fecha ninguna árbitra había logrado un solo ascenso a la categoría Regional en toda la historia de la Delegación. Ella ha sido la encargada de destruir esa barrera: la próxima campaña dirigirá en Regional de Aficionados. “Creo que soy la cuarta en toda Castilla y León que también lo logra”, se congratula antes de hacer planes sobre qué es lo que se va a encontrar: “Mi idea en Regional es la misma que la de la temporada pasada, tengo una meta clara que es seguir creciendo y cogiendo experiencia; tengo muy claro que quiero seguir progresando y aprendiendo y eso es lo que espero en esta nueva etapa”, explica con el ascenso ratificado por parte de la RFCyLF —también los han logrado otros dos colegiados charros más: Guillermo Íñigo a Tercera y Sergio Casado, como Eva, a Regional—.

Este ascenso a Regional de Aficionados en el fútbol masculino ha venido de la mano (en la misma temporada) que el conseguido a Segunda División en el fútbol femenino (este pasado curso arbitró en Primera Nacional): “Es lo bueno es que tenemos las chicas que nos dedicamos al arbitraje, que podemos tirar por las dos ramas. En el fútbol femenino cuanta más alta es la categoría, más se disfruta por la intensidad; el fútbol masculino es algo que tengo por descubrir, aunque me llama mucho la atención y me motiva. Al final esta doble faceta es algo que me hace crecer, que es lo importante”.

La Eva Arrúe con carrera consolidada pese a sus 21 años en el fútbol femenino y la Eva Arrúe que ha roto el techo de cristal como colegiada en el masculino son la misma cuando le toca arbitrar: “Hay una exigencia física diferente, pero a partir de ahí yo los enfoco de la misma manera. En mi caso creo que me ayuda a la hora de arbitrar, y mejorar es el saber hablar con los jugadores. Acepto mucho que me hablen, y también me gusta darles mi punto de vista; me ayuda mucho a tener el control del choque. Ser empático con los jugadores es otro punto importante que creo que me identifica y que me hacen entender ciertos momentos del partido”, apunta.

Con la carrera recién dinamitada, Eva Arrúe tiene claro su papel de ‘patito feo’ dentro del partido: “El árbitro al final es el que menos se ve, y cuando lo hace no es para bien. Pero tenemos que recalcar que detrás de un árbitro hay mucho trabajo. Esto te tiene que gustar sino es imposible”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png