09 agosto 2020
  • Hola

¿Uxío al Depor? "En la misma categoría no tendría duda y me quedaría en Salamanca"

"Si el Depor se queda en Segunda y me llama eso sería otra cosa y sería un salto para mí. Pero en Segunda B no me muevo de aquí", dice el ariete gallego

06 jun 2020 / 14:57 H.

Uxío da Pena (Lugo, 29 años) tiene contrato para la próxima temporada con el Salamanca y ahora ultima su recuperación de la lesión de cruzado que se produjo en octubre en el derbi en el Municipal ante el Guijuelo. Además, de su carrera futbolística el gallego es abogado y trabaja en un despacho de su familia. Espera en los próximos días sentirse de nuevo futbolista en un campo y quiere trabajar a tope para llegar en un gran momento físico de cara al próximo cursos, aunque en sus rutinas de entrenamiento le mate no saber cuándo podrá volver a jugar.

–Lo primero, ¿cómo va esa recuperación?

–Bien, quiero empezar ya a entrenar en el campo lo antes posible. En mayo he estado en el gimnasio con el rehabilitador ejercitándome para la readaptación. Ahora, en junio quiero empezar a sentirme bien sobre el campo y empezaré en breve.

–¿Dónde va a llevar a cabo esos trabajos de campo?

–O en Cerceda o en Arteixo que son dos clubes de aquí con campos con hierba natural y tengo buena relación con ellos. En Galicia soy el representante de los jugadores en el contacto con la Federación y entonces tengo bastante contacto con ellos y no tendré problema.

–El objetivo será llegar a tope la próxima temporada...

–En mi mente solo está llegar mejor que el resto. Y es que quiero esforzarme lo máximo posible para llegar muy bien y que en las primeras semanas de pretemporada las sensaciones sean muy buenas. Además, no voy a parar en ningún momento y algún jugador se despiste o esté demasiado inactivo quiero aprovecharlo para llegar yo en mejor momento para dar mi mejor versión.

–Toca trabajar duro pero sin fecha de regreso en el horizonte...

–Sí, eso me mata. Entrenas duro pero no tener un horizonte o una fecha para ponerte retos es muy complicado pero esperemos que a mediados de julio ya haya un calendario y se sepan fechas de la próxima competición.

–La temporada del Salamanca y su final...

–Pues fue una temporada rara y sigue siendo. Hay muchas críticas a Manuel Lovato pero creo que él intenta que nadie pierda dinero con todo esto del coronavirus y eso que él va a perder seguro. Espero que todo se solucione y hay algunas cosas que sí deberían hacer como hablar con los jugadores para ver cómo están. Y es que ha habido momentos en los que no hubiera venido mal una llamadita.

–Tiene contrato para el próximo curso, ¿esperará un buen proyecto?

–Sí, cuando me lesioné en octubre renové por lo cómodo que estaba en Salamanca pero también para sumarme a un proyecto bonito de ascenso. Ya hay jugadores con muy buen cartel como Sergio Molina y Amaro con contrato en vigor y habrá que fichar ocho o 10 piezas más para hacer un buen equipo.

–Primero, habrá que saber quién es el entrenador...

–Eso es clave. Primero hay que saber quién estará en la dirección deportiva, entrenador y demás, y después a raíz de eso que se haga el equipo.

–Como abogado, ¿el Salamanca sería buen cliente?

–El abogado puede ayudar a solucionar problemas pero no son los que pagan. Un abogado ayuda pero si hay cobros de subvenciones pendientes o de pagos pendientes del club no puedes hacer mucho. El derecho deportivo y todo lo relacionado con los clubes me interesa mucho y cuando acabe mi carrera deportiva espero centrarme como abogado en ese aspecto.

–Y si baja su Deportivo a Segunda B y le llaman...

–Estoy muy agradecido al Deportivo por apostar por mi para que fuera profesional pero el Salamanca se portó y se ha portado muy bien conmigo. En la misma categoría no tendría duda y me quedaría en Salamanca. Si el Depor se queda en Segunda y me llama eso sería otra cosa y sería un salto para mí. Pero en Segunda B no me muevo de aquí.

–¿Cuándo volverá a Salamanca?

–A finales de este mes cuando la desescalada lo permita quiero bajar para hablar con alguien del club y que me expliquen qué quieren para el año que viene y qué se va hacer. Tengo ganas de que comience todo de nuevo y que se vayan solucionando los problemas actuales.