Borrar
Dani Nieto, en un entrenamiento en el anexo al Reina Sofía. LAYA
«Si Unionistas cree oportuno que renueve yo estaré encantado, quiero demostrar quién soy»
DANI NIETO: JUGADOR DE UNIONISTAS

«Si Unionistas cree oportuno que renueve yo estaré encantado, quiero demostrar quién soy»

El jugador está cada vez más cerca de volver al campo después de haberse perdido seis encuentros por una lesión de rodilla

Miércoles, 3 de abril 2024, 17:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dani Nieto (Palmanova, Mallorca, 4 de mayo de 1991) está cada vez más cerca de volver a vestir la camiseta de Unionistas después de haberse perdido seis encuentros por una lesión de rodilla. Quiere estar disponible ya para este domingo en Riazor y poder demostrar en las últimas jornadas el futbolista que es, algo que no pudo lucir en los únicos 46 minutos que pudo disputar tras llegar a su nuevo club. Pero él lo tiene claro y así lo dice: quiere seguir la próxima temporada en Salamanca, donde ha hecho su vida junto a su mujer y su hijo. Espera la llamada del club porque estaría «encantado» de quedarse. Si hay dudas, espera disiparlas en los partidos que quedan hasta el final de temporada.

Lo primero de todo: ¿Cómo está?

—Bien. El otro día me resentí un poquito pero hablando con los preparadores físicos me han dicho que es normal, porque es una zona muy incómoda por así decirlo y ese dolor me va a durar un par de semanas, pero el ligamento está bien.

Por lo tanto, ¿ya disponible?

—Sí, ya estaré para Riazor. El otro día al final no pude jugar pero acabé muy contento por la victoria.

Llegó como un fichaje muy importante a los pocos partidos cayó lesionado. ¿Ha sido duro?

—Es duro sí, porque tenía muchas ganas de reivindicarme por lo que pasó en Fuenlabrada, que no fue por temas deportivos. Que te tengas que ir y cuando tenía mejores sensaciones y mejor me encontraba me pasó la lesión y es jodido. Pero confío en poder tener cinco o seis partidos buenos y si el club cree oportuno que renueve yo encantado. Ya he tenido conversaciones con Rubén -Andrés, el director deportivo de Unionistas- y sabe que por mi parte estoy muy contento, indistintamente del rendimiento, que no han podido ver todavía. Al salir del Fuenlabrada ya hablé con él que mi objetivo era ir a Unionistas porque era un club que me transmitía confianza, y sin haber jugado digo lo mismo. No sé que planes tiene Unionistas conmigo pero por mi parte sí tengo que decir que si existiera la posibilidad de renovación yo estaría encantado de poder demostrar el jugador que soy.

Lo suyo con Unionistas ha sido entonces un enamoramiento rápido, porque llegó hace poco tiempo y apenas ha podido jugar. Y aquí quiere continuar.

—Sí. No me considero viejo, pero tengo una edad en la que estar feliz en un club y la familia también, e ir contento a entrenar es más importante a veces que ir a un sitio u otro por más dinero. Aquí estoy muy contento: he hecho vida en Salamanca y de cuando jugué en el Alcorcón he hecho amistades en la ciudad. Mi mujer y mi hijo están felices y además tengo la espinita del tema deportivo, porque no he podido demostrar el jugador que soy. La gente sabe que puedo dar mucho y que soy determinante o bueno, pero tengo la espinita de no haberlo podido mostrar. Así que ojalá pueda seguir para hacerlo.

Cuando uno está lesionado, ¿le da muchas vueltas a la cabeza o piensa solamente en recuperarse y ya está?

—Lo he llevado bien. Es verdad que jode porque al final llevo casi un año en blanco. Pero quiero demostrar que estoy bien. Estoy tranquilo, pero a la vez tengo la intriga de lo que pasará la próxima temporada.

¿Qué le dice Dani Ponz?

—El míster me transmite tranquilidad y me dice que vuelva lo antes posible porque el equipo me necesita, pero cuidando la salud y que el problema no fuera a más por forzar y luego fuera peor. Mi objetivo es estar el día del Deportivo ya a tope, pero si tengo molestias y en vez de estar ocho partidos a tope sólo son seis no va a pasar nada. Lo importante es estar bien.

La afición tiene muchas ganas de verle en el campo.

—De ahí también tengo la espina clavada. Tanto el club como la afición han depositado mucha confianza en mí y quiero devolvérsela haciendo buenos partidos.

Puede jugar en todas las posiciones de ataque. ¿Dónde se ve mejor?

—Dani sabe perfectamente que donde mejor encajo es en la mediapunta o como falso banda por la derecha metido hacia dentro. Le gusta mi visión de juego, el último pase que tengo y el olfato goleador.

Va a volver para el momento clave, con la permanencia casi asegurada y mirando hacia otros objetivos. mas ambiciosos ¿Cómo ha visto al equipo durante su ausencia por la lesión?

Muy bien. Después de esa racha negativa nos hemos sabido reponer con las dos últimas victorias y en Riazor queremos conseguir la tercera, lo tenemos claro. En cuanto tengamos bien sujeta la permanencia miraremos hacia arriba, primero a la Copa y después lo más alto que podamos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios