Borrar
Mario Bustos Sánchez rebusca su nombre, y el de varios de sus compañeros, en La Gaceta de los Cracks de sus primeros años en Unionistas. OBES
Mario Bustos se despide de Unionistas: «Aún no me creo que me vaya al Villarreal»

Mario Bustos se despide de Unionistas: «Aún no me creo que me vaya al Villarreal»

El jugador salmantino cumple su décima y última campaña en el club. Pese a quedarse con la «espinita» del ascenso a División de Honor, ha firmado un curso estelar. «Espero que sea un hasta luego. Sueño con vestir esta camiseta en el futuro», concluye

J. G

Martes, 7 de mayo 2024, 18:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mario Bustos Sánchez vive sus últimos minutos como jugador de Unionistas, y es que el joven jugador salmantino vestirá a partir del próximo curso la elástica del Villarreal C.F. «Sinceramente uno siente cierta tristeza. Desde hace varias semanas estoy pensando que ya queda poco para decir adiós. Llevo 10 años en el club y da mucha pena separar nuestros caminos», inicia Bustos mientras observa una de sus imágenes en LA GACETA DE LOS CRACKS del año 2015.

Bustos es una de esas perlas que esconden los equipos y que las grandes canteras de primer nivel difícilmente dejar escapar. Desde que en la temporada 2013/14 el joven ingresase en la cantera de Unionistas, justo el primer año de vida de la entidad blanquinegra, su paso por las diferentes categorías ha sido intachable. «Creo que al final ganamos todos, es un paso que me va a ayudar a mejorar y es algo que todos queremos, por esa parte muy contento», comenta. Un niño de 13 años llegaba para tan solo cuatro años después marcharse convertido en un hombre. «Es algo que he pensado mucho estas últimas semanas. Si me hubieran dicho cuando empecé en Unionistas con 13 años que todo iba a terminar así, pues la verdad, que no me lo creería», menciona.

Pero, cómo a muchos jugadores a los que se les presenta una oportunidad de progresión única, la llamada del Villarreal no fue menos y el ariete no dudo en subirse a ese tren. «En mi opinión en unas de las mejores canteras de España, voy a un sitio donde creo que me ayudarán lo máximo posible a mejorar. Solo queda intentar dar lo mejor de mí y esforzarme cada día». A su vez, sobre el porqué de la elección del club villarrealense, Bustos admite que ciertamente existe una relación directa con Unionistas. «Veo en el Villarreal un club humilde como Unionistas, tiene una gran cercanía con jugadores y afición, y no te puedo mentir, que se interese por ti una cantera así es un orgullo».

Y si un club de dicha índole se interesa por el joven es que razones no le faltan. Con 17 años, termina su segunda campaña en Liga Nacional y ya cuenta con alguna aparición en el filial blanquinegro. Además de estar a las órdenes de Dani Ponz en el primer equipo durante el verano. «Si, la verdad que sumas varias experiencias que llegan fruto del esfuerzo y trabajo diario también-entre risas-, tiene mucha culpa el cambio físico de estos últimos años», comenta. A falta de 90 minutos para concluir su décima temporada, el ariete ha firmado unos números de auténtico crack, 19 goles en sus 28 apariciones. Asimismo, es el tercer máximo goleador, siendo el jugador más joven dentro del Top 10 de goleadores. «Intentaré pelear por el pichichi, pero si no se consigue, igualmente estoy muy orgulloso de las cifras que estoy consiguiendo este año». Aunque, bajo toda esa semblanza de felicidad también aguarda un debe. «No conseguir con Unionistas el ascenso a División de Honor es una espinita que se me queda clavada. He conseguido Ligas, pero, no tengo ningún ascenso todavía en el club y sí que es la espinita que se me queda clavada», dice.

Una vez el jugador empieza a echar la vista atrás le inundan momentos y compañeros que han pasado por su camino y no puede reflejar en palabras tanto agradecimiento. «Me quedaría corto nombrando porque son muchos. Espero que sea un hasta luego porque sueño con vestir la camiseta de Unionistas en alguna categoría superior», zanja.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios