06 agosto 2020
  • Hola

Una fiesta “light” para los morados: así celebró el Peñaranda su ascenso a Tercera

La recepción oficial tuvo lugar en el teatro Calderón donde se limitó el aforo. La alcaldesa, Carmen Ávila, fue la primera en lucir la nueva camiseta que estrenará el conjunto la próxima temporada

13 jul 2020 / 15:57 H.

Fuera del estadio municipal “Luis García”, sin la compañía de su afición, sin abrazos, con alegría contenida y cubriendo sus rostros con mascarillas, así fue la fiesta “light” de ascenso a Tercera División que se vivió este sábado en Peñaranda como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Una recepción en el teatro Calderón, con el aforo limitado prácticamente a la plantilla de jugadores, directiva y responsables municipales, fue el acto principal de la jornada y comenzó con las palabras del presidente del club, Carlos Leonardo, destacando el momento histórico para la localidad con un equipo que vuelve a Tercera División después de 55 años de espera.

La familia morada hizo entrega a la alcaldesa de la ciudad, Carmen Ávila, de una camiseta enmarcada que se pondrá en el Ayuntamiento como recuerdo de este triunfo deportivo y también fue la regidora la primera en lucir la nueva equipación que estrenará el Peñaranda la próxima temporada, por supuesto del característico color morado. Por supuesto el Ayuntamiento quiso tener también un detalle con jugadores y técnicos haciéndoles entrega de un reloj con el escudo del municipio en la esfera.

José Manuel Bárez “Peque”, entrenador del Peñaranda, intervino, también, para afirmar que “me siento triste porque no es la forma que teníamos prevista de celebrar el ascenso, cerca de un balón y de la gente pero no queda otra” y valoró especialmente el esfuerzo, la constancia y el sentimiento común de formar entre todos la familia morada.

Cada jugador recibió, por último, una metopa personalizada con su fotografía y los datos de su rendimiento en el equipo.

Los directivos del club y la regidora hicieron un llamamiento a la responsabilidad para que en la fiesta de ascenso se respetaran en todo momento las medidas de prevención frente al COVID-19 y el Peñaranda “no tenga que ser noticia por comportamientos inadecuados”, señalaron.

El presidente del club, Carlos Leonardo, hizo entrega al párroco de Peñaranda, Lauren Sevillano, de 300 euros con destino a Cáritas parroquial para paliar las necesidades de las personas con menos recursos que se han visto, además, acrecentadas en los últimos meses como consecuencia de los efectos económicos que está provocando la pandemia del COVID.