15 diciembre 2019
  • Hola

Pablo Cortés, tras su destitución: “Vivimos en la sociedad de la inmediatez y lo que queremos son resultados ya”

“Me reuní con Lovato la semana pasada y me aseguró que sería el entrenador hasta final de temporada salvo una hecatombe, como perder ocho partidos seguidos”

30 oct 2019 / 12:31 H.

A Pablo Cortés le sonó el martes a primera hora de la tarde el teléfono: era un número conocido, del club. “¿Puedes acercarte?”. “Sí; voy”, fue la respuesta. Al llegar le esperaba la carta de despido: “Ya no eres el entrenador del primer equipo”, le comunicó el presidente institucional Ulises Zurita.

¿Se esperaba no ser hoy el entrenador del Salamanca UDS?

Es toda una sorpresa; aunque forme parte del juego. Y menos aún después de que la semana pasada me reuniera con Manuel Lovato y me asegurara que sería el entrenador del primer equipo hasta que acabara la temporada salvo hecatombe, salvo que perdiéramos ocho partidos seguidos o algo así, me dijo. Me ha sorprendido mucho que me llamaran; cuando me han dicho si podía acercarme al club ya sabía que no me iban a ofrecer un aumento de sueldo, pero lo que menos me imaginaba es que después de entrenar por la mañana me cesaran.

¿Qué motivos le han dado? ¿Qué ha cambiado entre este lunes y el sábado tras la derrota frente al Leioa?

Vivimos en la sociedad de la inmediatez y lo que queremos son resultados ya... En el fondo creo que el cese llega por la corriente de estos días en las redes sociales, es uno de los motivos del despido al margen de que las sensaciones que da el equipo, me dicen, que no son buenas. Creo que dejan mucho influir por eso. Es algo que a mí no me afecta, pero a ellos sí, y a mi familia, por desgracia, también.

Las redes sociales dicen que el equipo juega “mal”. ¿Es el motivo del despedido?

Es un motivo sí, hablan de malas sensaciones; por eso me extraña que el cese llegue ahora y no el fin de semana. Lo lógico hubiera sido que la semana de entrenamientos no la empezara yo... No voy a descubrir a nadie como es la Segunda B: es imposible ver a un rival sometido la totalidad de un partido, aquí se sufre. Creo que ha faltado contextualizar.

Puede leer la entrevista completa en la edición de este miércoles de LA GACETA a través de Orbyt o Kiosco y Más.