19 septiembre 2020
  • Hola

Mario Gómez, central del Unionistas: “Viendo las redes, nadie me tiene que contar lo de la rivalidad con el Salamanca”

“Soy de Sevilla pero estoy en Chipiona, ahora no se puede estar allí por el calor. A diario hay menos gente, fin de semana se llena a pesar del miedo al coronavirus”

03 ago 2020 / 13:57 H.

Mario Gómez Gómez (Sevilla, 25 años) es un central de 1,91 que tomó el rumbo del fútbol pero que también podía haber dado que hablar en el baloncesto. Llega al Salamanca procedente del Don Benito ilusionado con enrolarse en la aventura del club popular.

–De altura va sobrado, ¿hizo sus pinitos en el baloncesto?

–Pues con 1,91 de altura de pequeño empecé jugando a las dos cosas. Dos días al fútbol y dos al baloncesto. Mis padres estaban locos conmigo y me dijeron que me decantara por uno y me fui al fútbol.

–¿Dónde está pasando el verano extraño?

–Soy de Sevilla pero ahora no se puede estar allí por el calor. Estoy en Chipiona. De lunes a viernes hay muy poca gente con respecto a otros años pero el fin de semana sí se nota que viene mucha gente a pasar el fin de semana.

–¿Y haciendo mucho ejercicio?

–El día siguiente de fichar me mandaron unos ejercicios y me vienen muy bien. Yo no he estado parado en ningún momento y hago muchas cosas para no estar tiempo parado ya que de lo contrario en la vuelta me costaría un montón volver si no estoy en forma.

–¿Qué sabe del Unionistas?

–Pues en Don Benito por la eliminatoria aquella de ascenso a Segunda B hablan maravillas del club. Además, hablé con Álvaro Romero que aunque no había coincidido con él sí sabía quién era al ser también de Sevilla. Me dijo que no me lo pensara que era un gran club. El otro día estuvimos mi novia y yo con directivos y tomando un refresco con ellos y nos dio muy buen impresión cómo está organizado todo.

–¿Le han explicado ya la rivalidad con el Salamanca?

–No, pero no hace falta. Con que se meta uno en las redes sociales ya sabe por dónde van los tiros y te das cuenta de la gran rivalidad que hay. Pero eso es algo de los aficionados. Nosotros los jugadores tenemos que centrarnos en hacer bien nuestro trabajo y nada más.

–¿Cómo fue el confinamiento?

–Lo pasé en Don Benito con mi pareja. Los primeros días medio bien pero es que después se me hacían eternos los días. Dormía mal y era un poco agobiante. En el Don Benito nos dieron unas gomas y unas pesas y me ejercitaba por mi cuenta. En el edificio me bajaba al garaje y daba vueltas como un ratón en una jaula.

–¿Conoce Salamanca? ¿Cuándo viene?

–No, nunca he estado visitándola. Cuando estaba en Valladolid jugando me invitaron a ir pero al final no salió el plan. El otro día en la presentación ya vi que es muy bonita. Nos han dicho que el 10 de agosto tenemos que estar allí pero yo iré el 8 o así y es que siempre me gusta ir unos días antes para gestionar todo lo del piso y la adaptación.

PALABRAS CLAVE