02 abril 2020
  • Hola

Los brazaletes de la deportividad en el derbi charro

Carlos de la Nava, en el Unionistas, y Antonio Amaro, en el Salamanca, representan la cordialidad que existe entre ambas plantillas fuera del campo

19 feb 2020 / 19:02 H.

Son salmantinos, capitanes de sus equipos y un claro ejemplo del derbi sin sobresaltos ni reproches. Carlos de la Nava, en el Unionistas, y Antonio Amaro, en el Salamanca, son señas de identidad para sus clubes dentro y fuera del campo. Los dos coinciden en que es un duelo de urgencias. “Estamos cabreados por la imagen que dimos ante el Burgos pero como digo siempre eso son dos días de luto y después hay que pensar solo en cómo ganar el próximo choque”, admite Antonio Amaro, mientras que Carlos de la Nava apunta a que su equipo necesita puntos urgentemente. “Estamos otra vez en zona de descenso y no nos gusta vernos ahí por eso queremos ganar y seguir acercándonos al objetivo de la permanencia”, indica De la Nava.

Lo de que no es un partido más, lo tienen claro los dos. “Si ganas este tipo de partidos se borran muchas coas malas que están pasando y estamos trabajando para ello”, enfatiza Amaro. De la Nava recuerda que “son partidos bonitos y que han estado muy igualados y esperemos que esta vez caiga de nuestro lado”.

Carlos de la Nava considera que el nivel de tensión se va bajando. “Ya se va normalizando la situación y eso es bueno para el fútbol salmantino. Que haya rivalidad pero sin cruzar límites que se cruzaron en años anteriores”, remarca el futbolista del Unionistas quien reconoce que no haber ganado en cinco derbis al Salamanca es una cuestión que tienen muy en cuenta. “Tenemos muchas ganas de ganarles ya por la afición y por el club”, reconoce De la Nava. Amaro contesta apelando a que el objetivo es seguir en racha con el máximo rival. “El derbi es muy especial para la ciudad y todavía no han podido ganarnos y queremos que el domingo siga la racha”, recuerda el símbolo del Salamanca.

Además, Amaro destaca que el ganar un derbi da un plus de moral y de motivación muy fuerte y es que lo que busca el Salamanca para salir de la mala situación que vive a nivel deportivo y extradeportivo durante toda la temporada.

Esta rivalidad entre el Unionistas y el Salamanca se entiende muy bien en la capital pero fuera no tanto, aunque para los que llevan poco viviendo este enfrentamiento se hacen una idea con otros derbis. “No hace falta que les diga a los nuevos lo que significa este partido y es que es muy especial para todos. Además, la mayoría viene de jugar en sus carreras derbis en otras ciudades y ya saben lo que se vive aquí”, indica el portador del brazalete del Salamanca.

Las dos plantillas y los cuerpos técnicos no tienen las diferencias que se viven en las gradas sino que hay una cordialidad aunque con el balón en jugo no puedan hacer prisioneros y es que el domingo a partir de las 17.00 horas en Las Pistas hay en juego algo más que un partido de fútbol.

PALABRAS CLAVE