08 julio 2020
  • Hola

Las captaciones del fútbol base salmantino en la ‘nueva normalidad’

Los clubes salmantinos van completando sus plantillas a través de inscripciones online o por teléfono, y a la espera de poder hacer algunos entrenamientos con restricciones si la situación sanitaria lo permite

29 jun 2020 / 18:20 H.

La situación provocada por el coronavirus sigue influyendo en el fútbol base, en el que participan alrededor de 3.500 chicos y chicas solo en la provincia de Salamanca. Si ya hubo que concluir de manera inesperada la temporada 2019/20, las fechas actuales también se están viendo afectadas. En otros años, alrededor de estos días los campos de fútbol estarían llenos de jóvenes jugadores luchando por hacerse un sitio en nuevos equipos en las famosas captaciones. De momento, no se están pudiendo hacer y los clubes han tenido que adaptarse a los tiempos para facilitar las inscripciones en sus filas, con la fecha del 10 de julio (la marcada por la Federación de Castilla y León para tener todo en orden) en el horizonte.

Clubes como el Béjar Industrial, el Hergar o el Monterrey van recibiendo peticiones de los ‘nuevos’ con la esperanza de que la situación mejore y los respectivos ayuntamientos procedan a abrir las instalaciones para poder realizar algunos entrenamientos que sirvan para valorar las cualidades de los aspirantes. Siempre con las medidas de seguridad necesarias y que las entidades están preparando para tenerlas disponibles cuando haga falta.

“Estamos un poco a la expectativa a ver si las podemos hacer presenciales. Ahora mismo parece muy complicado pero estamos esperando”, señala Moreta, del Béjar Industrial. En el Hergar tienen la idea de un campus solidario con sus integrantes que a la vez sirva para ver a los nuevos, como explica Fernando Díaz: “Vamos a ver si el Ayuntamiento nos lo permite hacer en julio. En esas semanas llamaríamos a la gente que ha hecho la preinscripción para que nos acompañaran”. El Monterrey también lo intentará: “A los que han querido formar parte del club les citaremos para la pretemporada y, si se pueden hacer captaciones, lo intentaremos”, comenta Pepe Crespo.

El Navega fue uno de los primeros en poner en marcha este sistema adaptado a la situación, que explica Gelu: “Todo lo hacemos de forma online: el DNI, la firma de los padres si son menores o del propio jugador... La gente se ha ido interesando y les planteamos las opciones que hay”.

Los que están acostumbrados a no hacer captaciones bien por su política o por la escasez de futbolistas en sus territorios son clubes como el Alba de Tormes, el Promesas de Villoria, el Calasanz o el Chamberí. Algunos de ellos necesitan futbolistas, mientras que el resto aceptan a todos, siempre que tengan plazas disponibles.

El Guijuelo o el Ciudad Rodrigo son otras de las entidades que han ideado soluciones a falta de poder hacer las captaciones al uso. Toni Aznar, coordinador chacinero, ha estado varios días atendiendo de manera presencial, siempre cumpliendo el distanciamiento social, las dudas de los padres a la hora de lo que pueda ocurrir la próxima temporada. Algo similar han hecho en el Ciudad Rodrigo, con Carlos al frente: “Estamos contentos porque vino mucha gente. Teníamos todo desinfectado”.

El COVID-19 ha llegado al fútbol base y los clubes de Salamanca están demostrando que se han adaptado a la nueva normalidad, siempre con la mirada puesta en que el fútbol de siempre vuelva con la mayor seguridad posible.