10 diciembre 2019
  • Hola

La versión pobre del Unionistas cae frente al Mérida en el VI Memorial (1-2)

El equipo muestra dos caras en su puesta de largo en Las Pistas

18 ago 2019 / 22:29 H.

El Unionistas dibujó en su puesta de largo frente al Mérida AD en Las Pistas una cara dominadora y la otra pragmática, ya conocida de carrerilla por la parroquia local. La división de estas dos formas de interpretar el juego no fueron mitades exactas: ganó, de calle, la segunda sobre la primera. Aunque la primera en ponerse en práctica fuera la otra; el conjunto de Roberto Aguirre deletreó el fútbol a velocidad de crucero; y más: preciso. Las trenzas de pases surgían con coherencia y se movían de costa a costa -con De la Nava como boss- en busca del balón al área.

Garrido como referencia, pese a que esa no es la idea para el curso Aguirre, por las molestias físicas de Guille Andrés y Grande. Fuera de la batuta de De la Nava, además, suma como elemento sorpresivo a Romero. El atrevimiento puesto sobre la mesa a los diez minutos de partido: un latigazo desde la frontal que Javi Sánchez tuvo que sacar como pudo.

La otra versión emergió por la fuerza: una falta de aquella manera cometida por Zubiri acabó siendo penalti, tras la mano de Ayoze en la barrera en el lanzamiento de Poley. “Brais, Brais”, le gritó entonces Las Pistas al meta gallego. Le adivinó la intención a Santi Villa, pero no logró repeler el gol. El tanto cayó como una losa sobre el ritmo del partido, que pasó a ser espeso, forjado por el Mérida. Un tremenda parada de Javi Sánchez, sacada a quemarropa y a puro reflejo, a una falta lanzada por Portilla fue la última acción ofensiva del Unionistas en el primer tiempo. Quedaban 20 minutos por delante... El Mérida tampoco se prodigó demasiado con el encuentro descrito sobre su idea. Un cabezazo tibio de Espinar sobre la bocina fue la única ocasión creada por el conjunto emeritense en la primera mitad.

El paso por vestuarios lo aprovechó Aguirre para renovar la defensa: Ayoze y Zubiri, fuera; dentro Santos y Pedro López, dentro. Más Góngora en el lateral zurdo... La distancia entre la versión titular y la de repuesto se hace grande. El penalti de alevín que Santos le hace a Espinar como ejemplo sobre el terreno de juego. Corría el minuto 66 cuando Cristo hacia el segundo tanto emeritense mientras le cantaban “Cristo ten piedad”. No la tuvo. Tampoco De la Nava cuando doce minutos antes fusiló a Javi Sánchez desde los once metros. Desde entonces el Mérida jugó con diez por la expulsión de Chino... Dio igual, el VI Memorial se marchó camino de Extremadura.

PALABRAS CLAVE