26 septiembre 2022
  • Hola

Hasta en Kenia cantan “U-nio-nis-tas”

El técnico de base David Recouvreur, de labor humanitaria por Kenia, regala al equipo del orfanato de Ukunda camisetas del conjunto del Reina Sofía

13 ago 2022 / 11:55 H.

El “U-nio-nis-tas, U-nio-nistas, U-nio-nistas...”, con el que jugadores y afición cierran cada partido en el Reina Sofía ha traspasado Ligas —de la Provincial, a la 1ª Federación, incluyendo la Copa del Rey— y, está claro, también fronteras: del propio feudo del barrio de La Vega, a los legendarios Riazor o el Sardinero, hasta desembarcar en el modesto campo de fútbol del orfanato Upendo, ubicado en la ciudad de Ukunda (Kenia), a 6.808 (en línea recta) del Reina Sofía.

En ese campito de un lustroso color verde las palmas vikingas retumbaron como nunca poniendo punto final al encuentro más peculiar y emotivo que haya disputado la camiseta blanca y negra del Unionistas: el que enfrentó a los huérfanos de Upendo, que vestían la elástica del ascenso a Segunda B, frente a quien se las llevó, el técnico salmantino David Recouvreur. “Al final acabamos jugando todos mezclados y ganó el equipo en el que estaba yo. Pero ya me dijeron los monitores de estos chicos que el próximo partido ya era un ellos contra nosotros”, explica el preparador que el curso pasado dirigió al juvenil del Reina Sofía en Liga Nacional.

Para llegar a jugar ese partido y entregar las camisetas, Recouvreur emprendió el viaje “interminable” el pasado 31 de julio, cuando voló desde Oporto, hasta Estambul y desde allí hasta Nairobi; para posteriormente hacer un viaje en tren de más de seis horas dejando a su derecha el Masái Mara.

Una vez en Ukunda (situado en la costa del Océano Índico), Recuovreur se ha dedicado a labores de ayuda al profesorado y de recaudación de dinero para mantener las escuelas keniatas en condiciones dignas (principalmente para comprar tejas y pintura). Y así es como llegó al ‘Upendo Childrens Villag’, donde tenía la misión clara desde que dibujó en su cabeza esta aventura humanitaria de entregar estas camisetas a los chicos que allí viven: “Fue muy emocionante. Para ellos, que juegan descalzos, tener balones nuevos y jugar con estas camisetas fue una maravilla. De hecho, nos dijeron que las iban a reservar para jugar sus partidos oficiales.

Ha sido una maravilla verles las caras”, comenta mientras cierra la mochila de regreso a España en Ukunda. El cierre de esta aventura, estaba claro, no podía ser otro que el “U-nio-nis-tas”: “Les resultó super divertido. Les expliqué que era la manera con la que agradece el equipo a la afición sus ánimos”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png