29 septiembre 2020
  • Hola

El Unionistas no frena y mira hacia arriba (4-2)

El equipo de Luaces supo sobreponerse primero al tempranero tanto visitante y después a la expulsión de Mario para firmar un triunfo muy valioso

26 ene 2020 / 17:47 H.

Victoria importantísima y muy merecida por 4-2 de un Unionistas que sale de las posiciones de peligro y supera en la tabla al Alavés B. Los charros han firmado un partido serio y brillante y se han sobrepuesto a todas las adversidades. Primero, el gol visitante a los cinco minutos y después de la expulsión de Mario Fernández, teniendo que jugar los últimos diez con uno menos. Un doblete de Carlos de la Nava y otro de Góngora desde el punto de penalti hacen que los de Jabi Luaces sigan con su gran racha.

La primera mitad finalizaba con empate a 1, premiando la vocación atacante del Unionistas antes y después de que se adelantaran los visitantes a los 5 minutos. Desde el primer minuto el equipo de Jabi Luaces buscó la portería rival, aunque fue el Alavés B el que dio el primer susto ya antes de que Paulino aprovechara la falta de contundencia de la zaga charra para abrir el marcador tras maniobtrar con habilidad dentro del área.

Reaccionaron pronto los locales, buscando a un Matthieu que creaba mucho peligro por la derecha y provocaba la amarilla de Javi López.

Después llegó un tramo del choque en el que el Unionistas no encontraba la manera de llegar y sí lo hacían los vitorianos, por ejemplo, con un cabezazo alto de Lupu.

En los últimos quince minutos antes del descanso el partido fue totalmente de los salmantinos. Romero obligaba a Aritz a sacar una mano espectacular para evitar el empate, y después un cabezazo de José Ángel y un disparo de Óscar González se marchaban fuera por poco.

En el minuto 37 llegó la recompensa: Góngora sacaba un córner cerradísimo, tocaban un par de defensores y el balón llegaba a la red después de dar en el pecho de Carlos de la Nava. Con el 1-1 se llegaba al descanso.

La reanudación no cambió el panorama: dominaban los charros, buscando siempre la meta rival, y creaba peligro el Alavés B con acciones muy aisladas que resolvió con acierto Mario Fernández, puesto que su gran prioridad era dejar que pasara el tiempo.

Luaces solo espero diez minutos tras el descanso para introducir una variante que cambió el devenir del encuentro: dio entrada a Javi Navas por Óscar González y colocó a Matthieu en punta para obligar a los centrales vascos a correr para atrás.

Poco después la maniobra dio resultado, puesto que el francés provocaba un penalti que transformaba en el 63 Góngora con maestría para poner el 2-1. Romero también aprovechaba los huecos y en un par de minutos la liaba: con una asistencia a Gallego para que rematara y salvara Aritz y provocando otra pena máxima que volvía a lanzar Góngora al mismo sitio y poner la teórica tranquilidad con el 3-1 a un cuarto de hora del final.

Pero no fue así: enseguida Lupu puso el 3-2 y casi sin respiro, Mario Fernández salía en falso del área y atrapaba el balón con las manos, viendo la roja. La papeleta, con el Unionistas con uno menos, la tenía Brais, y el guardameta gallego evitó el empate volando a la escuadra para evitar el gol con un espectacular disparo de falta de Pablo Álvarez. En el córner posterior, fue Góngora el que sacó bajo palos el remate de Sarriegi.

Quedaban 10 minutos y mucho sufrimiento, con el Alavés B volcado y el Unionistas acusando el cansancio después de todos los partidos y lo vivido en las últimas semanas. Pero el equipo charro ha cambiado hasta su suerte y supo esperar su momento: tras el asedio, llegó una contra justo cuando se cumplía el tiempo reglamentario para poner la sentencia con el 4-2. Romero aguantó para dársela en el momento justo a Carlos de la Nava, que recorrió todo el campo rival para plantarse ante Aritz y batirle por bajo con la izquierda.