15 diciembre 2019
  • Hola

El Unionistas, a matar para no morir en Lezama

El Bilbao Athletic tan solo ha cedido un empate en su cancha

15 nov 2019 / 20:19 H.

El Unionistas pone punto final a una semana más que convulsa, que ha dado con los huesos de la dirección deportiva al completo [Gorka Etxeberria e Iván Curiel] en la calle, frente al más difícil todavía: el líder Bilbao Athletic... en Lezama. Palabras mayores.

“Menudo Miura nos espera”, decía Luaces camino del bus entre dientes. Y no es para menos: el conjunto de Etxeberria manda en la tabla, entre otras cosas, por ser el equipo más goleador de la Liga, hasta la fecha, y por no haber cedido nada más que un empate frente al Amorebieta en Lezama... Para colmo, el filial del Athletic llega herido tras la derrota de la pasada jornada contra el Burgos. “Son un equipo fluido, valiente, veloz y muy técnico... Pero hemos trabajado bien el partido y vamos a ser valientes para buscar la victoria, no nos queda de otra.

Para lograr tenemos que seguir unos parámetros muy claros: tenemos que contrarrestar sus transiciones, quitarles el balón y hacerles daño en el balón parado. Tenemos que ser verticales, no especular e intentar hacer gol. Si a ellos les dejamos correr nos matan”, apuntó Luaces como claves para el choque de hoy —17:00 horas—. Sumar contra el líder supondría un punto de inflexión: un chute de moral para encarar un calendario (sobre el papel) de alta montaña. Además de mandar un mensaje claro en la Liga [y, más que nada, en el propio vestuario]: estar vivos.

La previa frente al equipo que dirige Joseba Etxeberria deja otros nombres propios, al margen de la salida Gorka Etxeberria: Brais Pereiro y Matthieu. “Encajamos goles no por Brais, sino porque el equipo. No podemos focalizar en que metamos goles en la gente de arriba ni que nos marquen por los de atrás: somos un equipo de fútbol. No podemos señalar a nadie. Brais tiene un error individual en el segundo gol. Controla, patina y nos meten gol. También le puede pasar al mejor portero del mundo”, respondió tajante Luaces, quien deja claro que perdona un patinazo dentro del campo, pero que no lo pasa fuera de él: “Se ha equivocado. Las acciones que tomamos cotidianamente tienen consecuencias. No puede haber grietas. El equipo está por encima de todo. Que no vaya convocado no es un castigo, es un merecimiento”, apuntó.

PALABRAS CLAVE