21 febrero 2020
  • Hola

El Salamanca UDS firma un esperpento de primera parte y sigue en caída libre (0-3)

El conjunto de Larrazabal cayó goleado contra el Amorebieta. Con el técnico vasco en el banquillo solo se han sumado 4 puntos de 21 posibles

20 ene 2020 / 17:16 H.
    Cargando reproductor ...

La Preferencia ‘clausurada’ por el viento, como ya sucediera en el último choque como local del Salamanca UDS, no evitó una gran entrada –la mejor de lo que llevamos de temporada-, que vivió in situ una pesadilla de primera mitad: no se habían tanteado los dos equipos (el conjunto de Larrazabal se dibujaba 4-4-2) cuando a Javi Carpio se le rendó el balón en los pies sacando el balón, tras una recuperación: Ekain se quedó solo ante Sotres y lo fusiló. 0-1 para el Amorebieta, que disparaba 10 minutos magníficos para sus intereses. Cinco córners, dos faltas laterales... todas ellas con el premio del remate sobre la puerta de Dani Sotres. Las dos últimas, de Ekain (minuto 20) y Jaso (minuto 23), acabaron en la red. 0-3. El Salamanca UDS le puso más corazón que otra cosa en lo que restaba de primer tiempo en el intento de justificarse. Pero sin acierto, sin inquietar la meta de Saizar. El equipo fue despedido con gritos de “¡fuera, fuera!” alcanzado el descanso.

Con el propósito de enmienda Larrazabal realizó dos cambios: Carpio y Kristian se quedaron en el banquillo por Ángel Sánchez y Calderón. El equipo ¿qué cambió? Tuvo el balón, y poco más. Le costó un mundo firmar una ocasión de gol. Un disparo de Calderón lejano y un remate de cabeza de Martín Galván se antojaron muy poco bagaje. De esos diez minutos iniciales hasta el último cuarto de hora no hubo apenas nada. Un centro-chut de Tirlea, que se acabó estrellando en el larguero, fue lo más peligroso que hizo el equipo de Larrazabal. La afición del Salamanca UDS dijo hasta aquí y buena parte del público abandonó el estadio con 15 minutos aún por disputarse... Los pocos quedaban por marcharse lo acabaron haciendo tras fallar Ubis un mano a mano de libro solo ante Saizar.

La derrota confirma al equipo del Helmántico en su caída libre que le cambia completamente el rumbo de la temporada, de querer mirar a los puestos de playoff, a estar metidos de lleno en la pelea por eludir el descenso: está a cuatro del playout y de los puestos de descenso directo. Los números de Larrazabal se reafirman como los peores de un técnico en el Helmántico: 4 puntos de 21 ha sumado.